Derrota con sabor agridulce (72-74)

Derrota con sabor agridulce (72-74)

El Divina Seguros Joventut se estrenó con derrota por la mínima en el Olímpic (72-74), ante un FC Barcelona Lassa que tuvo que sudar la gota gorda para sumar su segunda victoria de la temporada.

El partido empezó con los azulgranas anotando a placer y con mucha comodidad, destacando un Moerman desatado que lideraba a los suyos en anotación con 8 puntos en los primeros minutos de partido, respondido por un Patrick Richard que no quería que el partido se escapase desde el primer minuto (7-12). La Penya despertó en defensa y logró volver igualar el partido a 14, antes de que los cambios y las rotaciones por parte del Barça Lassa marcasen un parcial de 0-7 que les volvía a situar 7 arriba. A pesar de eso, de nuevo la Penya reaccionó y logró mantener la distancia en el luminoso al final del primer cuarto (20-26). En el segundo cuarto, ambos equipos estuvieron más espesos, por parte de losazulgranas, Rakim Sanders se mostró muy sólido en defensa y eficaz en ataque, y a pesar de que los visitantes estaban en unos excelentes porcentajes desde la línea de 3, la Penya seguía aguantando los arreones, siendo capaz de irse a la media parte con empate a 37 tras dos tiros anotados por un Dominik Mavra que no contó con la confianza de Ocampo.

En la reanudación, la dinámica del partido siguió siendo la misma, un equipo que intentaba arrancar el acelerador y el otro que no le dejaba escaparse. Kulvietis puso la máxima ventaja para los verdinegros tras anotar un 2+1 (44-39, min 22), pero de nuevo, el equipo a remolque reaccionó. En un cuarto que estuvo marcado por las decisiones arbitrales que caldearon al Olímpic y que hicieron que el Barcelona se acabase yendo 4 arriba antes de empezar el último cuarto (50-54, min 30), a pesar de estar muy erráticos en la línea de tiros libres.

Ya en los últimos 10 minutos, la Penya buscó la épica y a pesar de arrancar con mucha fuerza, Seraphin en la pintura y tres triples consecutivos de Ribas, Heurtel y Sanders (57-67 min 35), dejaban el partido prácticamente visto para sentencia. De la mano de Ventura y Richard, los hombres de Ocampo se aferraron a sus opciones hasta el último segundo, pero al final acabaron muriendo en la orilla (72-74).

Foto: Divina Joventut

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *