El Divina Seguros Joventut se transforma en una apisonadora (74-106)

ACB PHOTO

El Divina Seguros Joventut no se relajó tras el parón por selecciones y el gran torneo que hizo en la Copa del Rey, es más, completó el mejor partido de la temporada ante un Montakit Fuenlabrada que tan sólo dio la cara en el tercer cuarto (74-106). Liderados por Laprovittola y Todorovic, los verdinegros no han sufrido absolutamente nada en el Pabellón Fernando Martín, consiguiendo poner tierra de por medio en el primer cuarto con una ventaja de 15 puntos. Una ventaja que fue creciendo y que hizo sentenciar el encuentro prácticamente antes de llegar al tiempo de descanso.

Pese a que el argentino y el montenegrino fueran los mejores del choque en lo que a estadísticas se refiere, todo el equipo jugó a un muy bien nivel y todos los jugadores fueron capaces de sumar en el casillero anotador. También dispuso de bastantes minutos en el último cuarto Joel Parra, que disfrutó de un fin de semana idílico tras ser muy importante en la victoria del CB Prat ante el Palma.

El partido no pudo empezar mejor para la Penya, mostrando un magnífico acierto exterior y ‘secando’ totalmente al Fuenlabrada gracias a la buena defensa colectiva. El conjunto local tuvo varios triples librados que no entraron (0/10 en el primer cuarto), algo totalmente opuesto ocurría en el otro lado, con un 5/10 para los verdinegros que ponían un +15 en el luminoso al término del primer periodo (14-29).

Los pupilos dirigidos por Carles Duran no dilapidaron la diferencia inicial y la siguieron incrementando gracias al buen hacer de Nico Laprovittola y la contundencia en la pintura de Marko Todorovic, que hizo lo que quiso ante la blanda defensa fuenlabreña. Los locales siguieron fallando todo tipo de tiros y los verdinegros siguieron anotando con facilidad, especialmente en el tramo final del cuarto con un inspirado Xabi López-Arostegui. También debutó Nobel Boungou-Colo, que a las primeras de cambio anotó un triple que alejaba aún más a los de Badalona en el electrónico.

Si la primera mitad no tuvo mucha historia, la segunda aún tuvo menos. La Penya se mostró igual de intratable pese a la dura defensa local (10 faltas en el tercer cuarto) y una alta presión que hizo perder alguna que otra pelota tonta. Cuando más entonado se mostró el Fuenlabrada gracias a los triples de Cruz y Popovic, apareció Albert Ventura con dos triples consecutivos para seguir con la amplia ventaja. Los últimos minutos sirvieron para dar descanso a los habituales y ver jugar a canteranos como Joel Parra, que anotó cuatro puntos. Los locales quisieron maquillar el marcador, pero finalmente se llevaron una desventaja de -32 puntos; los verdinegros se colocan cuartos en la clasificación y la próxima semana reciben al poderoso Real Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.