La columna de Albert Molinari: ”Asumir la realidad”

Cristina Ruiz

ALBERT MOLINARI

Tras unos meses de patente y justificada alegría, toca asumir la realidad. Si es justo y certero decir que el Divina Joventut firmó un 9-4 desde la debacle en Zaragoza, jugando Copa y pasando eliminatoria inclusive, debemos decir que ahora lleva un 0-3 y que el balance es un pobre -45 sumando los tres encuentros.

¿Qué ha cambiado? Para mí, muy pocas cosas. La baja de Dawson la ha suplido Todorovic jugando a un nivel casi de MVP. Se ha fichado a Boungou-Colo y McFadden, que deben dar un salto de calidad y potencia física en el tramo decisivo de la temporada.

¿Y aún así, por qué perdemos? Sencillamente, porque hemos ido a dos canchas tremendamente complicadas ante rivales que juegan competiciones europeas, que nos casi triplican en presupuesto, que no tienen lesionados y que se morían de ganas de ‘bajar los humos’ a los hombres de Carles Duran.

Las piezas tardan un tiempo en acoplarse. Boungou-Colo comparte minutos y balones con López-Arostegui. A pesar de tener cosas en común, son completamente distintos. Y ahí puede haber parte del problema: que Xabi quiera aportar cosas que no hacía con Dawson y que Boungou-Colo asuma roles que no son su especialidad.

El francés lleva 1/7 triples en los últimos 3 partidos, amén de 5 pérdidas. Ese no es su rol.

El vasco está tirando poco y reboteando bastante. Su ayuda en el rebote siempre ha sido un plus, pero debe anotar para paliar el déficit en la posición de alero.

Lo que me preocupa un poco es el encaje Dimitrijevic -McFadden. El macedonio estaba de dulce hasta la llegada de T-Mac (5 veces sumó por encima de los 10 puntos), cosa que ahora firma 3 puntos por partido. Duran deberá saber motivar al canterano para que recupere su mejor versión. McFadden debe descargar en minutos y tiros a Laprovittola sin cerrar el paso de Neno. Entre los tres deben ser los bases/escoltas del Joventut. Solo así iremos hacía arriba.

Se debe asumir que los playoffs serán un premio a una excelente temporada, no una obligación. No contaban en nuestro diario de a bordo al setiembre, y debemos asumir la realidad. Solo así disfrutaremos del viaje. Que la ilusión no cese.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.