La columna de Albert Molinari: ”Dejemos tiempo a Ocampo”

La columna de Albert Molinari: ”Dejemos tiempo a Ocampo”

ALBERT MOLINARI

Nunca es fácil para un entrenador estar en un club histórico. No es lo mismo, con todos los respetos, entrenar al Fuenlabrada o Murcia que entrenar al Baskonia o Joventut. El reto que se le puso delante a Diego Ocampo hace un año no era nada sencillo.

Llevar las riendas de un equipo que acababa de salir de la etapa Salva Maldonado (5 años con momentos de calidad) no pintaba muy fácil. Pero Diego Ocampo, gallego de nacimiento hace casi 41 años, es un hombre enamorado de su pasión: el baloncesto. Por qué si algo caracteriza a el entrenador del Divina Joventut es su obsesión por el baloncesto. Vive por y para él. No es muy habitual ver un entrenador de ACB dirigir los entrenamientos de júniors y cadetes en vacaciones. Su pasión, su fuerza, se nota con los más jóvenes y es recibido con halagos por los veteranos.

Los que debutan esta temporada se han llevado muy buenas primeras impresiones bajo los órdenes de Ocampo. Y se nota con los resultados. Tras jugar dos partidos esta pre-temporada, las sensaciones son positivas. Hay mayor movimiento de balón, más ayudas en defensa, menos egoísmo en ataque. Defensa y velocidad, claves históricas del Joventut en sus mejores años. En estos partidos, ha dado minutos a Pep Busquets y Joel Parra, juniors que puede que alternen entrenamientos con el primer equipo y a tener en cuenta para la temporada que viene.
Sabe que será un curso exigente, pues disputan dos competiciones (de momento) y debe tener fondo de armario. Las nuevas incorporaciones están empezando a dar sus frutos (pero creo que es muy pronto para sacar conclusiones).

Como curiosidad, Ocampo guarda una tremenda afinidad con la Penya, o más bien, con (ex) entrenadores verdinegros: ha compartido (o substituido) banquillo con Salva Maldonado, Pedro Martínez, Aíto García Renenses y Joan Plaza. Démosle tiempo; su pasión será nuestra alegría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *