La columna de Albert Molinari: ”Depender sólo de nosotros mismos”

CRISTINA RUIZ

ALBERT MOLINARI

Era lo más complicado de hacer y lo que desea todo equipo: depender de uno mismo. Tal y como estaba la pelea por la permanencia, tener un ojo cada jornada en los rivales podía ser agotador y frustrante. La presión solo hacía que crecer.

Y ahí debe tener algo de culpa Carles Durán cuando tras firmar 5 derrotas consecutivas (algunas por la mínima) y ver el 4-20 en el casillero, dio la vuelta al equipo y consiguió que creyeran en sus ideas y su gestión.

Llegó una victoria, luego otra, luego el lapsus –obvio- ante el Real Madrid y luego dos triunfos más, que se antojan vitales como el aire que respiran. Ahora, tras ese 0-5 lleva un 4-1 para sacar el Divina Seguros Joventut del descenso … 14 jornadas después. Más de tres meses de sufrimiento.

Quedan 5 partidos y lo único que debe hacer el Joventut es ganar todos los posibles, sin necesidad de remontar posiciones. Incluso en un cuádruple empate (Betis, Zaragoza, Bilbao y Joventut) quedaríamos fuera del descenso. Esto es un colchón y un descanso mental para la plantilla. Ahora a jugar como saben, sin mirar otros marcadores.

No va a ser fácil. Ni lo pensemos por un momento. Pero la dinámica del equipo ha cambiado en dos meses. Recibimos casi 6 puntos menos por partido, damos 2 asistencias más y perdemos menos balones. Incluso entran más triples (35%).

Las rotaciones se hacen según el estado de los jugadores (físico y mental. Hay jugadores que han pasado a tener más minutos (Birgander) en detrimento de otros (Vidal y Jordan) dando un mejor resultado. Y el ‘despertar’ de Conger: promedia 18 de valoración en las cuatro últimas victorias.

El Olímpic debe dar alas al equipo (ejemplos como Burgos -9.000 espectadores- debe ser referente) en el tramo final. Dependemos de nosotros mismos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here