La columna de Albert Molinari: ”El modelo a seguir”

Cristina Ruiz

ALBERT MOLINARI

Se cumplen 30 años de la final de Recopa que perdió el Joventut ante el Limoges. Ese partido, que terminó tras una prórroga, rompió muchos sueños pero fue la cuna de los éxitos de la mejor época (1990-1997). Ese equipo era un modelo a seguir, era el emblema de la identidad de la Penya y un espejo para todo un país.

Ahí estaban los mejores salidos de la cantera verdinegra, que formarían parte del equipo de Barcelona 1992 y que algunos de ellos ganarían la Liga y la Copa de Europa. Nombres como Rafa Jofresa, Jose Antonio Montero, Jordi Villacampa, Tomás Jofresa, Josep Maria Margall, Jordi Pardo, Carlos Ruf, Juanan Morales forman parte de la historia del club.

Todos y cada uno forjados en las categorías inferiores de la entidad, subiendo peldaño a peldaño y culminando con muchos años de profesionales, títulos a parte. Dos americanos de gran calibre reforzaban ese equipo de la 1987/88 (Reginald Johnson y Joe Meriweather), ambos pívots. Fueron de lo mejor de la final junto con Villacampa y Maragall. Durante muchos años ese fue el modelo: 7 canteranos y 3 americanos/europeos.

¿Cuál es el modelo a seguir? En las últimas temporadas se ha ido difuminando este ejemplo por varios motivos, siendo el económico el predominante. Pero… ¿seguro que renunciar a jóvenes por traer jugadores de clase media sale rentable? Según lo visto desde 2015 yo digo que no.

Los salarios de jugadores llegados de Europa o América no suele ser menor que el de jugadores nacionales o canteranos. Nombres como Ventura, Dimitrijevic, Nogués, Vidal deben ser una tónica cada temporada.

Se fueron otros (Vives, Abalde, Norel, Todorovic, Llovet…) por no poder pagarles o por creer que lo que pedían y aportaban no era correlativo. Mi opinión es que nos equivocamos en el 90% de ellos. Sus suplentes en las últimas 4 temporadas no han aportado más que ellos, algunos han durado meses y el equipo ha padecido “falta de identidad” (y los socios se resienten y se va vaciando el Olímpic).

Ahora que los júniors han demostrado su gran valía… ¿cuántos veremos en el primer equipo la temporada que viene? Deberían ser el inicio de un modelo que hace 30 años era la envidia de España.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.