La columna de Albert Molinari: ”Florecen las primeras dudas”

La columna de Albert Molinari: ”Florecen las primeras dudas”

ALBERT MOLINARI

Lo que parecía una temporada estable, planificada, presumiblemente llena de partidos y con plantilla amplía se ha convertido en un tibio fantasma de lo que fue la temporada pasada. Y eso no gusta nada a la afición.

Alabé la planificación de Jordi Martí hace meses. Sinceramente, hacía años que no teníamos el equipo al completo antes del 10 de agosto. Y sigo creyendo en el equipo y su versatilidad. Pero no es mi fe lo que mueve el equipo, ni lo que hará que lleguen las victorias en el casillero.

De eso se debe encargar el cuerpo técnico, con Diego Ocampo al frente.Es de sobras conocido que parte de la afición no confía en el entrenador gallego. Y no puedo reprocharles nada, pues con él se lleva un desolador balance de 11-24 en Liga Endesa. Por si esto no fuera poco hay que añadir que varios jugadores que deberían ser importantes no terminan de encajar, como no lo hicieron el año pasado. Vasiliauskas llegaba hace un año como un buen base, con tiro, con carácter… y fue cortado antes de terminar la primera vuelta. Lapornik tampoco fue decisivo, estando sin jugar varios encuentros durante la temporada.

Este año, con Mavra, parece que el ‘gafe’ del puesto de base de la Europa del Este sigue latente. El caso de Alex Ruoff es demoledor: no llegará a debutar en el primer equipo y era la pieza clave para el engranaje ataque/defensa de esta temporada. Y a ello añadimos el caso del desaparecido Omari Gudul (que podría aportar rebote, defensa y músculo… si jugase) y el errático Kulvietis, que con 19% en triples y sólo un rebote de media da la sensación de no aportar lo que debería.

Estos chicos pueden aportar más. Seguro. Su currículum así lo indica. Pero el tiempo y la paciencia se acaban. Si no hay fe, no hay público, y sin público, costará horrores ganar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *