La tierra prometida llamada salvación llega a Badalona (100-66)

La tierra prometida llamada salvación llega a Badalona (100-66)

CRÓNICA. La tierra prometida llamada salvación ha llegado a Badalona al fin tras la cómoda victoria lograda por el Divina Seguros Joventut frente al ICL Manresa, donde los locales dieron una última alegría a su afición para despedir la temporada en el Olímpic de Badalona.

Dani Escribano

El encuentro empezó a un alto ritmo y con un gran acierto por parte de ambos equipos donde Alberto Abalde y Pere Tomàs eran los encargados de liderar a sus respectivos equipos en lo que al aspecto ofensivo se refiere, siendo los visitantes los más acertados en ese aspecto para irse 8-13 en el marcador en los primeros 5 minutos. Entonces fue cuando Sergi Vidal y Bogdanovic a base de triples, sumados al poderoso juego interior verdinegro liderado por Jerome Jordan, lograron la primera gran ventaja en el marcador de 25-18, pero a la cual los hombres del Bages supieron reaccionar aprovechando la precipitación de los locales a la hora de gestionar sus ataques para irse tan solo 1 abajo al final del primer cuarto (25-24).

La irregularidad y las erratas mandaron a lo largo del segundo cuarto hasta que el partido se rompió en una acción en la que Joe Trapanicometió una falta antideportiva, que dio 4 TL consecutivos para Sergi Vidal que no falló y que culminó Jerome Jordan con una canasta para poner la máxima renta en el marcador de 12 puntos, que también acabaría siendo la distancia a la cual se irían los verdinegros al frente en el descanso (50-38).

El vendaval ofensivo del Divina Seguros Joventut al inicio del tercer cuarto fue clave y suficiente para acabar rompiendo el partido a base de triples y de apretar en pintura con un excepcional Jerome Jordan con 9 puntos en el tercer cuarto. El Manresa vio como Pere Tomàs no podía aguantar el ritmo de la primera mitad y no encontraba a nadie que lo secundará en ese aspecto, algo que acabaron pagando con desesperación y con ataques individualistas y sin cabeza.

Ya en el último cuarto, el partido se convirtió en un correcalles donde los verdinegros no paraban de aumentar la ventaja y los manresanos solo querían terminar esta pesadilla. Stutz firmó un último cuarto espectacular en el que hasta se permitió un triple, siendo también un triple la forma en la que ‘Neno’ cerró el marcador llegando a los 100 puntos (100-66) que no se veían en el Olímpic desde la temporada 2010-2011 frente al Fuenlabrada.

Jerome Jordan (14 pts, 5 rebotes y 2 tapones), Albert Sàbat (13 puntos, 9 asistencias y 4 rebotes) y Alberto Abalde (15 puntos) fueron los mejores del conjunto de Diego Ocampo en el que todos los jugadores acabaron aportando, todo lo contrario de un ICL Manresa que pecó de individualismo y en el que solo destacaron Pere Tomàs (18 puntos y 8 rebotes) y Michael Machado (7 puntos y 7 asistencias).

Con esta victoria el Divina Seguros Joventut aprovecha la derrota del Betis ayer para certificar la permanencia un año más en la Liga Endesa tras una temporada de idas y venidas. El presente ciclo concluirá en la pista del Real Madrid con la última jornada de liga.

Foto: Cristina Ruiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *