Pros y contras de estar en Europa

Joventut, Penta, Divina Joventut Badalona, Champions League, Badalona, Liga Endesa

La FIBA confirmó el pasado lunes la presencia del Divina Seguros Joventut en la próxima edición de la Basketball Champions League. En Jornada Previa, analizamos los beneficios que puede traer consigo el concurso de la Penya en Europa, así como las dificultades que puede presentar de cara a la próxima temporada del club verdinegro.

Argumentos a favor

En primer lugar, a todos los aficionados del Joventut se le iluminan los ojos al pensar que su equipo participará en una competición internacional por primera vez desde 2010. Dicha temporada el Divina Seguros Joventut fue eliminado en el ‘last 16’ de la Eurocup al perder su posibilidad de clasificarse para los cuartos de final en el último partido de dicha fase. Tras la salida de Sito Alonso, en el primer partido de Pepu Hernández en Badalona, el Alba de Berlín venció en el Olímpic y apeó a la Penya de la Eurocup. Desde entonces, la Penya acumula siete temporadas sin disputar ninguna competición europea, con lo cual, el hecho de volver a Europa supone una gran motivación para la hinchada verdinegra.

Por otra parte, se debe tener en cuenta que los aficionados tendrán la posibilidad de ver, como mínimo, siete partidos más de los que disfrutó el año pasado, ya que la fase de grupos de la Basketball Champions League establece cuatro grupos de ocho equipos que se enfrentan en partidos de ida y vuelta. Además, como apuntó Juanan Morales, presidente del Divina Seguros Joventut, tras conocer la oficialidad del comunicado de la FIBA, es una posibilidad atractiva para los jóvenes jugadores de la cantera, ya que les permite tener más oportunidades de gozar de minutos de juego, así como de estrenarse en una competición de categoría internacional.

En el ámbito económico, cabe considerar las recompensas que otorga la FIBA por avanzar de ronda en la Champions League. En el peor de los casos que se daría si el Joventut no pasara de la primera fase de la competición, el club verdinegro ingresaría 50.000 euros. El premio que otorga la federación internacional de baloncesto va ‘increscendo’ a medida que aumenta el nivel de dificultad. 70.000 euros para todos los equipos que lleguen a octavos, 100.000 en cuartos, 200.000 en semis, 400.000 en la final y 1 millón de euros para el ganador. Con que el Divina Seguros Joventut realizara una Champions medianamente buena, ya se ingresaría una cantidad de dinero importante y provechosa para las arcas del club.

Argumentos en contra

Participar en Europa es, sin duda, una gran noticia para la afición. Pero, para realizar un papel digno, se necesita formar una plantilla preparada para la exigencia europea, así como para disputar dos competiciones simultáneas y más de un partido por semana.  Por tanto, la plantilla de la Penya debería dar un salto de calidad que le permitiera afrontar con garantías de rendir al máximo en las dos competiciones.

Por otra parte, partiendo de la base de que la pasada temporada ha sido una de las más complicadas para el Joventut de Badalona, donde no se ha logrado la permanencia hasta que faltaron dos jornadas para cerrar la competición, puede parecer peligroso el hecho de tener una doble obligación. Si la Penya llegara a mediados de la próxima temporada en una situación parecida a la que se dio el pasado curso, la fatiga que producirían los viajes por Europa y la disputa de los encuentros podrían ser un obstáculo más para asegurar el buen papel del club en la competición doméstica.

Foto: Cristina Ruiz

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here