Remontada balear y derrota del UBSA en el Ricart (69-75)

CRÓNICA. El OIC-Penta Sant Adrià arranca la segunda vuelta de Liga EBA con dos derrotas. La última frente al Menorca, uno de los equipos punteros de la tabla, que tuvo que desplegar su mejor versión para llevarse la victoria de la Pista Pepe Machado.

No descubrimos nada nuevo si recordamos que Liga EBA es una categoría complicada e igualada, donde cualquier equipo es capaz de vencer a quien sea, como también de ser derrotado por cualquier oponente. Buena prueba de ellos fue el partido del pasado domingo en el Ricart, donde el equipo de Mario Lousame cedió ante un conjunto que había ganado de forma contundente en el partido de ida (69-91). El Sant Adrià tendrá que pelear muy duro esta temporada para lograr una permanencia que, por ahora, parece un objetivo alcanzable.

El partido arrancó de forma muy igualada. Los locales haciendo daño desde la línea de tres por medio de Lobo y Reyes y los baleares aprovechaban su superioridad en cuanto a altura para atacar la zona y conseguir canastas interiores. Mario Fleurima se estrenaba en el Ricart y lo hacía como titular anotando sus primeros dos puntos. Un parcial de 2-8 en los últimos compases del periodo, liderado por Gabriel Torres, valió al Menorca para lograr una ventaja de 16-21 al finalizar el primer cuarto.

El Sant Adrià reaccionó rápidamente y, por medio de Moix y Rubén Pérez, logró ponerse por delante en el marcador tras un parcial de 10-0 culminado por un triple a un pie de Pau Ruzafa. Los visitantes lograban frenar la sangría a tiempo gracias a los dos primeros tiros de tres acertados en el partido, obra de Dani García, dejando la diferencia a tan solo cinco puntos al descanso (42-37). Para el UBSA, empezaba a ser un problema la acumulación de faltas de Óscar Amo, que con dos personales, tan solo pudo jugar dos minutos en la primera mitad.

Tras el descanso, ambos equipos se encontraron con más dificultades en ataque. El Sant Adrià veía como los árbitros señalaban a Amo la tercera personal cuando había anotado sus cuatro primeros puntos. Por su parte, los baleares no estaban fluidos en ataque, ya que se les atascaba la defensa en zona adrianense. En el tercer periodo, el conjunto de Oriol Pagès, ex ayudante de Xavi Pascual en el Barcelona, lograba anotar tres triples, superando los dos que había anotado en la primera mitad y logrando acercarse en el marcador hasta el 56-52 con el que se cerraría el cuarto.

Los baleares lograron tomar las riendas en el marcador al inicio del cuarto periodo y ya no las soltaron hasta el final del encuentro. La buena defensa local y la expulsión de Amo, para desquicio del banquillo local, fueron los principales obstáculos adrianenses en los últimos diez minutos. Jan Orfila, pívot del equipo balear, se impuso en la zona aprovechando su superioridad en altura y fue un auténtico escollo para la defensa del UBSA. Los hombres de Lousame tuvieron muchas dificultades en ataque en los compases finales del encuentro y, pese tener opciones hasta el último minuto, no lograron ponerse por delante en el electrónico. El partido acabó con un pequeño forcejeo originado tras una falta de Pol Farrés y con victoria para el Menorca por 69-75.

Jan Orfila, con 14 puntos y la escalofriante cifra de 18 rebotes, fue el mejor jugador del encuentro junto a sus compañeros Gabriel Torres y Dani García, que anotaron 16 puntos cada uno. Para los adrianenses, el más destacado fue Xavi Moix, con 17 puntos, y Rubén Pérez, con 14.

Tras el encuentro, Mario Lousame se mostró satisfecho con la actitud de sus jugadores por “haberlo dado todo contra un equipo muy veterano que llevó el partido donde quiso”. Además, se mostró crítico con el criterio arbitral respecto a Óscar Amo: “es un tema muy recurrente, es facilísimo que le piten faltas por cualquier contacto y a él lo ayudan con muy pocas faltas a favor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.