Rudy deja sin opciones de victoria a una luchadora Penya (74-83)

CRISTINA RUIZ - JORNADA PREVIA

El Divina Seguros Joventut cayó luchando de tú a tú ante el poderoso Real Madrid (74-83) en un partido en el que los blancos estuvieron casi siempre por delante en el marcador. Los verdinegros, que hicieron el intento de girar el luminoso en varias ocasiones, se toparon en todas ellas con Rudy Fernández, que masacró a su exequipo a base de triples.

Los pupilos dirigidos por Carles Duran también se toparon contra el muro Tavares, que hizo que muchos tiros locales no entraran e incluso en varias ocasiones hizo que jugadores penetraran a canasta para luego tener que doblar el balón por la imposibilidad de tirar ante la envergadura del caboverdiano.

El partido comenzó con un Divina Seguros Joventut muy físico que dejaba sin ideas en ataque al Madrid y que también hacía daño al contraataque (6-2). El conjunto madridista rápidamente se repuso de la dureza inicial de los locales y consiguieron girar la tortilla gracias a la buena defensa de Tavares y el acierto desde la línea de tres comandado por Causeur (17-22).

En el segundo cuarto el Real Madrid siguió jugando con mucho acierto y la Penya pudo resistir gracias a la dirección de Neno Dimitrijevic, que se vio con un poco más de espacios especialmente cuando jugó al lado de Nico Laprovittola. El equipo dirigido por Pablo Laso no se dejó intimidar tras los buenos minutos del macedonio y Campazzo volvió a dinamitar a los suyos con canastas muy difíciles (y un triple de media pista que no valió porque el juego estaba parado). Cinco puntos prácticamente consecutivos de Marcos Delía hicieron que los verdinegros se fueran al túnel de vestuarios con tan sólo siete puntos de desventaja (36-43).

El gran acierto en ataque de los madridistas se diluyó por completo en la reanudación, pero los verdinegros no pudieron aprovecharlo pues no mejoraron su estadística en la línea exterior. La Penya robó multitud de balones pero luego en ataque se toparon con el muro Tavares, que hizo lo posible y lo imposible para que ningún tiro de los locales entrara. Tras muchos minutos de errores por parte de ambos equipos, el Madrid puso la directa con un parcial que dejaba tierra de por medio de cara a los últimos diez minutos de partido (48-60).

Ya en el último cuarto, el Divina Seguros Joventut hizo varios intentos de remontada gracias a los triples de Nico Laprovittola (23 puntos y 10 asistencias), pero cuando mejor estuvieron los locales, apareció la ley del ex: Rudy Fernández anotó tres triples -cual de ellos más complicado- que dejaron a la Penya sin opciones de victoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.