Una más…pero con espesor (91-81)

CRÓNICA. El generador que necesitó el Ricart para que hubiera luz en el pabellón fue el que le acabó de faltar a UBSA ante Alpicat. Pese a levantar el partido sin demasiados apuros, los de Mario Lousame no mostraron la sinfonía habitual a la que nos tienen acostumbrados.

Las sensibles bajas de Pol Bassas y Adrià Tort  por lesión en los de Sant Adrià, hacía presagiar en la previa del partido que las rotaciones durante los cuatro periodos serian todavía más visibles en la pizarra de Lousame ante los de Lleida. Y así fue. Ante ésas ausencias, desde el inicio del choque, Albert Serra tomó las riendas del partido con penetraciones constantes que le hicieron cerrar el primer cuarto con 10 puntos. Pese a no abusar del tiro exterior como recurso, el acierto desde el tiro libre produjo un parcial de 8-0 para abrir brecha en el marcador (19-5) y se preveía un camino fácil hacia la victoria, cerrando el primer periodo 23-15.

Pocas variantes o alternativas ofreció un Alpicat que se fue creciendo a medida que se desarrollaba el partido y salió del Ricart salvado, sobretodo,  por el gran acierto desde la línea de 6,75. Morales se convirtió a partir del segundo cuarto en el muro adrianense debajo del aro aunque la figura de Serra siguió brillando por sí sola. Tales fueron las incursiones a canasta, que en el segundo cuarto tan solo se pudo disfrutar de dos triples, uno de Espi, y otro estratosférico sobre la bocina de, quién sino, el Chacho Rubén, para ir a vestuarios con un 47-37 en el marcador.

La tónica del primer tiempo se mantuvo también a partir del tercer cuarto aunque aparecieron algunos nervios en los locales que se tradujeron en absurdas pérdidas de balón, sumado a su a vez a un Alpicat que se fue creciendo a medida que le iban entrando más triples. La débil defensa por parte de los de la Terra Ferma no opuso problemas en exceso en cada ataque local y se llegó al cuarto final con un destacado 71-58.

Aún y así, durante los últimos diez minutos, Alpicat volvió a presionar desde el tiro exterior para llegar a plantarse siete abajo (77-70). Además, si Serra fue protagonista durante los dos primeros cuartos, en la segunda mitad, Enric Nogales cogió el testigo y mostró el carácter en pista con 15 puntos. En líneas generales faltó ver la garra habitual del equipo ante una pobre entrada en el Ricart. Triunfo merecido para los de Sant Adrià que siguen empatados a victorias con Sant Josep, a falta de disputar el duelo aplazado ante Cerdanyola.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.