Choque de obligaciones y necesidades

CF Badalona, Joan Grasa, At.Baleares, CF Badalona, fútbol, 2bg3

PREVIA. El Badalona visita esta jornada San Gregorio para medirse a un Huracán de Valencia en situación límite a nivel económico pero combativo en el césped. Los escapulados tendrán ante ellos una entidad que vive desde hace varios meses una realidad institucional insostenible (sábado 16.30h).

El cruce que se vivirá esta jornada en Torrent estará marcado por el cara a cara que se dará entre dos equipos que hace más de un mes que no conocen el sabor de la victoria. El conjunto de Manolo González tiene ante sí otra oportunidad de sumar de tres en tres, una circunstancia que se lleva resistiendo desde hace ya cinco jornadas, aunque el rival de esta jornada no se queda muy atrás. Los valencianos acumulan tan solo dos triunfos como local en los ocho que han disputado en casa y la última vez que saborearon la gloria fue el 8 de noviembre ante el Atlético Levante (1-0).  La quema se encuentra a dos puntos de los locales, y a tres para los de Montigalà. Tomar aire antes de las vacaciones de Navidad daría tranquilidad en la tabla a los escapulados.

Manolo González será la principal ausencia destacada en el banquillo del Badalona. El técnico gallego ha sido sancionado con tres partidos por comentarle al asistente “esto es una vergüenza” el pasado domingo ante el Valencia Mestalla. Además, tampoco estarán presentes por lesión Akrong, Maestre y Olmeda. Eugeni se tuvo que retirar ante el Baleares en la Copa Federación y será duda hasta última hora. David Jiménez y Facundo han sido bajas definitivas en el club escapulado. En Huracán las ausencias estarán formadas por el técnico de Torrent Raúl Garrido, sancionado, y Moscardó por acumulación de tarjetas.

Delicada situación en Huracán

El conjunto de Torrent se encuentra actualmente sobre la cuerda floja a nivel económico y es por ello que algunos jugadores, según han informado medios valencianos, ya habrían decidido buscar nuevos aires. Además, el club está en el punto de mira de la RFEF tras haber sido avisado en tres ocasiones por impagos arbitrales y haberle restado 2 puntos por no cumplir las obligaciones de pagos. Un triste escenario que se vio reflejado hace dos jornadas ante el Reus Deportiu cuando los propios jugadores pagaron de su bolsillo a los colegiados para no quedar expulsados de la competición. La supervivencia del club depende ahora mismo de un hilo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.