Un equipo que enamora (1-0)

Un Badalona histórico acaricia los puestos de Play-off, objetivo a perseguir hasta final de temporada tras confirmarse la permanencia

El pitido final en el Estadi Municipal de Badalona originaba una gran algarabía de voces entusiastas en la grada local. Los aficionados badaloneses aún no dan crédito de la magnífica dinámica del equipo, que tan bien les está acostumbrado a celebrar éxitos semana tras semana. Con la victoria de hoy contra el Ontinyent (1-0), un rival muy serio y muy bien plantado dentro del terreno de juego, los de Manolo González suman el sexto triunfo consecutivo, que suponen la mejor racha de los escapulados en sus 14 años de historia en la categoría de bronce del fútbol español. La solidez defensiva y la fantástica comunión con la afición permiten al Badalona olvidarse definitivamente del descenso y le obligan a fantasear con metas más golosas, como sería la del Play-off, que a día de hoy se encuentra a tan solo dos puntos.

Y eso que el partido ha sido de los de picar piedra. El Ontinyent, que durante toda la temporada ha deambulado los puestos de privilegio de la tabla, venía de clasificarse para la final de la Copa Federación el miércoles pasado. Sin embargo, los de Vicente Parras, cuajaron 90 minutos muy dignos y no pusieron las cosas nada fáciles a los badaloneses. Bien plantados en campo propio, intentaron aprovechar la velocidad de sus puntas para sorprender a Morales, que con el partido de hoy nos deja un dato al alcance de muy pocos, ya que tan solo ha encajado un gol en más de 700 minutos.

El peligro llegó en casi la totalidad de las ocasiones por las bandas. Centros milimétricos bombardearon constantemente el área valenciana, que tuvo dificultades para encontrar soluciones certeras para frenar a los laterales y extremos badaloneses. Así es como llegaron las primeras ocasiones del partido: un doble centro que remataban Kilian y Moyano obligó a los defensas del Ontinyent a salvar el balón bajo palos, ya con Álvaro Campos batido.

No obstante, los valencianos gozaron de una oportunidad que encendió todas las alarman en el Municipal, con un mano a mano de Machado que exigió a Morales, con una fabulosa intervención, a alejar el esférico a córner. Fue el único sobresalto para los de Manolo González en toda la primera parte, que no consiguieron romper la portería valenciana en ninguna de las tantas ocasiones que tuvieron.

Con una tímida lluvia de fondo, que acompañó la entrada al campo de los 22 jugadores protagonistas de la segunda parte del choque, el Ontinyent sallió mordiendo. Sin ninguna ocasión clara, el sufrimiento volvió a hacer acto de presencia en aquellos aficionados que todavía se acomodaban después del parón reglamentario.

Pero un error de la zaga valenciana lo aprovechó Néstor para anotar a puerta vacía el primer tanto del encuentro. El delantero, que antes perdonó un par de acciones claras, celebraba con la grada su sexto gol de la temporada. A partir de allí, un Ontinyent tocado no fue capaz de dar respuesta a los de Manolo González, que pudieron cerrar el partido en innumerables incursiones por ambos costados.

Otra victoria por la mínima (6 partido que acaba con el marcador del Municipal reflejando el 1-0) que permite sumar 46 puntos y dejar atado el objetivo que se había marcado a inicios de curso. Sin embargo, ni Manolo ni los jugadores quieren pensar en el Play-off. “Ahora toca centrarse en ganar contra el Llagostera el domingo que viene”, apuntó el entrenador escapulado.

Aunque nadie quiere mirar hacia arriba, es una evidencia que el Badalona es, a falta de ocho partidos, un candidato más a estar peleando por ser uno de los mejores equipos del grupo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here