Festín escapulado (3-0)

Foto: Guillermo Sánchez / At. Balears

El CF Badalona suma su cuarta victoria consecutiva y condena al Atlético Baleares a buscar un milagro para mantener la categoría.

Consistencia defensiva, efectividad y puntería. El Badalona logró la octava victoria en el Estadi Municipal de Badalona y presenta su candidatura a estar luchando por los puestos de Play Off a finales de año. A falta de diez partidos por disputarse, los de Manolo González se colocan séptimos con 40 puntos, a cuatro de la zona noble, que ahora la marca el Elche con un partido menos. Se olvidan definitivamente los fantasmas del descenso y se empiezan a buscar metas más golosas.

Como local, los azulones presentan unos números infalibles, situándose en el pódium de los mejores anfitriones, detrás del Mallorca y el Vilarreal B, los dos líderes del grupo. Con el éxito de hoy por 3-0 frente a los baleares, dan continuidad a la magnífica dinámica que acompaña al equipo y suman 16 puntos de los últimos 18 posibles.

Y eso que el partido de hoy no ha empezado del todo bien para los intereses locales. Un buen plantado Atlético Baleares, obligado a sumar los tres puntos para empezar a divisar alguna posibilidad de mantenerse en la categoría de bronce del fútbol español, dominó la posesión y tuvo el control del centro del campo. Sin embargo, a partir de un mano a mano de Rufo que se marchó silbando el poste izquierdo de Aulestia, los de Manolo González comenzaron a asentarse y a someter poco a poco a los mallorquines. Los chicos de Javier Mandiola solo consiguieron dar sensación de peligro por la banda izquierda, con un incombustible Canario buscando desbordar al dique que tenía organizado el Badalona, mientras que los badaloneses recuperaban cada vez más rápido el balón en zonas ofensivas. Y en uno de estos robos, el balón llegó a Segura, que emprendió una aventura en solitario escorado en banda izquierda que pudo completar con un chute forzado que, con la ayuda de un defensa, inauguró el marcador. A partir de este instante el Badalona llevó el rumbo del choque, aunque un chute de Hugo en el último minuto de la primera parte estuvo a punto de romper la racha de más de 500 minutos que lleva Morales sin encajar.

Los segundos 45 minutos se iniciaron con un tímido arreón de los visitantes, quienes gozaron de tres ocasiones para lograr el empate. No obstante, aunque el esférico fue propiedad del Atlético Baleares, los locales replicaban con contras electrizantes, como una que desaprovechó  Rufo antes de llegar a la hora de partido. Pero cuando más buscaba la igualada el Baleares, llegó el segundo del Badalona: un centro milimétrico de Albarrán servía la pelota a Rufo para que marcase su primer gol como azulón con un cabezazo desde el centro del área pequeña rival. Los de Manolo González volvieron a marcar más de un tanto en un mismo partido después tres meses y medio, desde el partido contra el Ebro, y noqueaban a los de Javier Mandiola. La fiesta la completaría Rivas con el tercero, con otro tanto de cabeza a centro de Robert. Tres goles que podrían haber sido cinco de no ser por el desacierto en otras dos jugadas de claro peligro.

Al final tres puntos más que confirman el buen momento que atraviesa el Badalona. Es el tercer conjunto que ha sumado más puntos en los últimos ocho partidos y vuelve a encontrarse con la puntería que no habíamos visto desde hacía jornadas. Badalona festeja el renacimiento de su equipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here