Fiesta grande para cerrar la liga regular en el Estadi (6-0)

Fiesta grande para cerrar la liga regular en el Estadi (6-0)

CRÓNICA. El Badalona cierra la liga como local con una clara y contundente victoria contra el Eldense. Con estos tres puntos los de Manolo González mantienen la cuarta plaza una semana más y se aseguran depender de ellos mismos para alcanzar el play-off en la última jornada el próximo domingo a las 18h ante el Atlético Levante.

CF Badalona

Aunque el transcurso del partido ante el colista tuvo más bien poca historia, lo que es seguro es que los fieles seguidores que se acercaron a Montigalà vieorn un fútbol ofensivo imparable y un buen puñado de ocasiones y jugadas de gol. El Badalona, que desde el pitido inicial no reservaría ningún esfuerzo, empezó fuerte para abrir la lata bien temprano. Sandro (m.3) y Bruno (m.5) avisaron pronto, pero Abibi estuvo atento bajo palos.

Más tarde, Oliva y Musa también lo intentaron con dos disparos lejanos que no pondrían en problemas al guardameta visitante. Curiosamente, el 1-0 llegó a partir de una bota ajena: una contra letal en el minuto 17 la culminaba Bruno con un tiro cruzado que superaba Abibi pero que Carbonell desviaba, a la desesperada, antes de que el balón cruzara la línea de gol. Esta diana daría mucha tranquilidad a un conjunto escapulado que no sufrió nada detrás pero que, por delante, y como ya nos tiene acostumbrados, perdonó demasiado durante la primera mitad.

Bruno envió al larguero, con la testa, una buena falta picada por Sandro (m.24); Coch remató un servicio lateral de Agudo y hacía lucir el portero del Eldense (m.27); Indiano lo probó con una rosca directa al poste derecho (m.37), y Sandro erró una opción clarísima poco después, terminando un contragolpe fulminante conducido por Musa a la izquierda…Al final, volvería a ser el killer de Riudecanyes el encargado de sentenciar el marcador con el 2-0, empujando a la red, en el segundo palo, un centro de Parera tras una muy buena internada del central por la derecha (m.43).

En la reanudación, el Badalona corrigió esta falta de acierto y castigaron a los azulgrana prácticamente en cada una de las llegadas. Sandro se quitó la espina marcando un precioso gol olímpico sirviendo un córner pasado desde el extremo izquierdo (m.47). Antes del cuarto, Oliva tuvo una buena oportunidad a pase de Lao, pero su disparo forzado salió demasiado blando (m.59). Lo mismo le pasaría a Agudo, que vio como Abibi desvió con el pie (m.68).

El 4-0 llegó tras una jugada enredada dentro del área que no desaprovechó Oliva para hacer su segundo de la tarde en línea de gol. Quedaban veinte minutos y el Badalona jugó a placer y levantando un poco, de paso, el pie del acelerador. Más allá de la goleada, destacó la reaparición, tres meses después, de Miquel Robusté, que disfrutó de media hora de fútbol para irse aclimatando.

Los escapulados modularon el cerco a la portería rival, si bien en el tramo final de la insistencia atacante se intensificó. Guzmán tuvo una buena ocasión en el 82, pero Abibi respondió con agilidad. Justo después Oliva remató demasiado alto un córner de Indiano y, ya en el minuto 86, este mismo protagonista y Adrià Parera cocinaron el quinto de la tarde. Pena máxima sobre el ‘3’ cuando se internaba dentro del área e Indiano que no fallaba desde los once metros (m.87).

Finalmente, y para rematar la fiesta, una buena incursión hasta la cocina de Guzmán por banda derecha la completaba el pichichi, a bocajarro y totalmente a placer, para firmar su primer hat-trick como jugador escapulado. Tres goles de Gerard Oliva y tres puntos más para el Badalona, que redondeó la goleada con media docena de dianas. Cifra redonda para una temporada espectacular que querrá rubricar, el próximo domingo, con el merecido premio del playoff.

Foto: Jordi Valle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *