Gran esfuerzo sin recompensa (0-2)

Gran esfuerzo sin recompensa (0-2)

CRÓNICA. El Badalona perdió ante el Barcelona B después de jugar un muy buen partido. El equipo escapulado llevó el ritmo del encuentro en todo momento y generó más ocasiones que su rival. Sin embargo, un penalti dudoso y un error defensivo condenaron a los de Manolo González.

Guillem Carreras

El ambiente en el Estadi Municipal de Badalona fue fantástico desde el primer minuto. Todos sabían que se trataba de un partido clave para el futuro del Badalona en la competición, también los jugadores, que salieron enchufados desde el principio y compitieron cada acción al máximo. El primer aviso lo dio Bruno en el minuto 7 con un tiro que salió desviado. Por los azulgrana también la tuvo Romera, que después de superar a los dos centrales chutó por encima del larguero.

Había poco control, pero quien llevaba la iniciativa era el Badalona, que se dejaba llevar por el escenario e intimidaba el Barça poco a poco. Los dos equipos plantearon una presión alta que incomodara la salida de balón y que les permitiera forzar imprecisiones y robar balones. En parte gracias a esa presión, el filial del Barça empezó a ser protagonista en el partido a partir del minuto 20, cuando lograron trenzar un par de jugadas peligrosas y combinar con algo más de velocidad. Pero tampoco era un control absoluto, ni mucho menos.

La verdad es que en ningún momento del partido el Barça requirió un gran dominio para sacarlo adelante. En el minuto 35, Romera recibió dentro del área de espaldas a portería y presionado por la defensa local y, tan solo con notar el contacto, ya se dejó caer. No era penalti pero el árbitro lo señaló y tuvo que escuchar las protestas unánimes del público badalonés.

La acción desde los once metros la ejecutó Gumbau con gran precisión y engañando a Morales, que se lanzó hacia al lado contrario. Parecía que con ese gol el Barça se haría amo y señor del partido, pero todo lo contrario. El Badalona se rebeló y empezó a atacar, aunque con poca eficacia: Vinicius cabeceó alto y Sandro lo intento tímido desde la frontal. Con estos dos últimos intentos escapulados se llegaría a la media parte.

Justo empezar el segundo tiempo, el Badalona demostró que quería luchar contra el resultado y cambiarlo. Trabajó constantemente para llegar a portería, pero nunca consiguió ser eficaz. Quien sí que fue eficaz en todo momento, fue el Barcelona B, que supo aprovechar un error clamoroso de Maestre para lograr la sentencia.

Sergio Maestre (habitual mediocentro) jugó de central para suplir las bajas de Moyano y Robusté, y aunque en todo momento se mostró sólido, tuvo una duda decisiva. Cuando parecía que el balón era claro para él, lo intentó ceder al portero Morales pero el pase se quedó corto. La acción la aprovechó Romera, que estuvo listo para llevárselo, driblar a Morales y marcar.

A partir de este momento, todo el rato fue lo mismo: el Badalona atacaba y lo intentaba pero sin éxito. Es verdad que no jugó peor que el Barcelona y que mereció mucho más que esta derrota tan dura, pero también es cierto que si quiere aferrarse al Play-off de ascenso va a tener que ser mucho más resolutivo. Ahora vienen cinco finales, la primera, domingo en Sabadell y tocará defender la cuarta plaza que sostienen los escapulados con uñas y dientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *