La crueldad se ceba con el Badalona (4-1)

La crueldad se ceba con el Badalona (4-1)

CRÓNICA. El Badalona continuará una temporada más en el grupo III de la Segunda División B. Los escapulados han quedado fuera del Playoff después de que se produjera la única combinación posible que les dejaba sin opciones derrota del conjunto de Manolo González ante el Atlético Levante y victoria del Atlético Baleares contra el Alcoyano (1-0). Punto y final inesperado, doloroso y que llega de la forma más cruel. 

La pesadilla granota en Buñol, no ha podido empezar peor para los intereses del Badalona. Cuando apenas se habían cumplido tres minutos de juego, Arturo Molina adelantó al filial del Levante con un cacao inapelable a la escuadra derecha de Morales, a quien de poco le sirvió estirarse. El 1-0 supuso un golpe muy duro para los escapulados. De hecho, el filial tuvo el segundo antes del media hora cuando Manu Viana avisaba con una internada que acabó en córner (m. 14) y, justo antes del 30, Oliva sacaba bajo palos un intento de Álvaro Moreno tras una jugada enredada raíz de un córner que Morales, incomodado, no pudo terminar de rechazar.

Este inicio fulgurante de los azulgrana no reflejaba el tono general del enfrentamiento, ya que era el Badalona quien llevaba el peso del balón y combinaba mejor, aunque con poca llegada. La mejor oportunidad nació a partir de un centro de Sandro desde la derecha: el rechace lo cazó Maestre en el interior del área para empalmar con la izquierda, pero su disparo se topó con la defensa local. A cinco minutos del descanso, un nuevo varapalo: segunda jugada mal defendida y Manu Viana la colgaba al área desde la izquierda para que Álvaro Moreno, solo en la frontal de la pequeña, la enviara al fondo de la red con la cabeza.

El devenir de la reanudación fue, incluso, aún más cruel. El Badalona dominó de principio a fin y ya nada más comenzar un centro envenenado de Bruno Vinicius marcaba el camino a seguir. El Badalona siguió disfrutando de buenas opciones para marcar durante el tramo inicial, pero Dani Sotres estuvo a un nivel fantástico, salvando con la punta del guante un disparo rebotado de Víctor García que entraba por la escuadra. Poco después era el mismo Agudo el que remataba por encima del larguero. El 2-1 no llegaría nunca.

Desgraciadamente, sí lo haría el 3-0, apenas al cuarto de hora del segundo tiempo. Contraataque fulminante de los azulgrana, con el Badalona volcado en frente, y gran combinación entre Alex Gil y Son, que el primero culminó, a bocajarro, para batir Morales al palo corto. La sentencia más cruel para un Badalona que, sin duda, no merecía tal castigo. Gerard Oliva recortó distancias con su decimoctavo gol de la temporada, cruzando el esférico, implacable, tras recibir un gran pase frontal en profundidad de Iván Agudo (m.67). La diana del de Riudecanyes no varió mucho el guión del partido: el Badalona continuaba atacando y el Atlético esperaba su momento a la contra.

Álex Gil y Manu Viana perdonaron el cuarto en alguna de estas salidas pero los escapulados también desaprovecharon opciones clarísimas para hacer el segundo: la más clara, un remate de Oliva con el izquierda, en el primer palo y centro de Musa, que Sotres desvió con una mano milagrosa sobre la misma línea de gol (m. 81)… Los de Manolo González se quedaron con diez, primero, por lesión de Robusté y con nuevo , después, por la expulsión de Bruno Vinicius debido a una supuesta agresión a un rival.

Poco importaba, dado que el encuentro ya había entrado en una fase loca que todavía nos tenía que dejar un colofón de máxima desgracia escapulada … Iván Agudo era objeto de penalti en una internada por la derecha (m.90); él mismo era el encargado de lanzarlo y de enviar el balón al palo izquierdo de Sotres, que se había lanzado al otro lado. En el contragolpe inmediatamente posterior, y ya en el minuto 92, Son hurgaba en la herida con un misil cruzado desde el interior del área, escorado a la derecha, que ponía el 4-1 definitivo. Como era de esperar, las noticias de Palma enterraban toda esperanza y confirmaban una de las tardes dominicales más tristes de la historia reciente de este club centenario.

Foto: Raquel L. Cuartero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *