La paciencia tiene un límite

Joan Villagrasa

Los despachos y las negociaciones en la dirección deportiva del CF Badalona volverán a sacar humo por enésima temporada seguida aunque la realidad de éste año en la confección de la plantilla se hará más cuesta arriba y con el tiempo jugando en contra de los escapulados.

A 13 de julio, y de forma oficial, el club únicamente ha anunciado dos renovaciones (Robusté y Moyano), que se suman a los cuatro jugadores con contrato hasta 2019 (Néstor Querol, Albarrán, Coulibay y Adri Rivas). 6 fichas aseguradas que contrasta con los 20 que ya formaban el bloque a estas alturas del verano pasado. José Miguel Morales y Robert Simón serían los próximos nombres en rubricar su firma que les uniría un curso más. Ambos han mostrado su interés por seguir vistiendo de escapulado y sería cuestión de llegar a un acuerdo durante la próxima semana.

El retraso hasta concretarse el regreso de Ramón María Calderé y el inicio de un proyecto renovado tras la era post Manolo González es otro artículo a tener en cuenta y que ha influido en la confección de la futura plantilla. Hasta hace unos días, algunos jugadores todavía no habían tenido contacto con el club y otros aún desconocen si habría la opción de seguir vinculado a la entidad, coyuntura que podría jugar en contra del Badalona. Miguel Ángel Sánchez se reunirá con Calderé en las próximas horas y se empezará a trabajar para formar el grupo y cerrar renovaciones a partir del lunes. El inicio de la pretemporada podría concretarse a partir del lunes 23 de julio.

La lista de bajas aseguradas la forman Sergio Maestre (Murcia), Rubén Sánchez (Sporting B), Álvaro Vega (At. Balears) y Raúl Marqueta (Conquense).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.