Serramitja no deja que se pierda la tradición en Villarreal (2-2)

CF Badalona, Marcel Serramitja, Villarreal, fútbol, 2bg3, futbolcat

CRÓNICA.  El Badalona iguala un 2-0 en la Ciudad Deportiva del Villarreal B gracias a los goles de Aleix Coch, y Marcel Serramitja en el tiempo añadido. Los de Manolo González se mantienen invictos tras la jornada ocho. 

CF Badalona

Marcel Serramitja como símbolo. La lucha incansable del pichichi escapulado y su capacidad de no rendirse nunca y sudar cada gol como si fuera el último sintetizan perfectamente el espíritu de un Badalona que parece no querer aprender nunca a perder. De momento, el equipo se mantiene invicto en la liga después de ocho jornadas y no parece que tenga ganas de hacerlo en la novena. Ni en la décima. Ni en la undécima…La primera derrota llegará (suponemos!), Pero por ahora el conjunto de Manolo González es una máquina de competir, hermética y compacta. Hoy, en un partido vibrante para el espectador, ha comenzado desdibujado, ha reaccionado con grapa, ha sabido sufrir y, finalmente, ha rebanado un nuevo punto gracias a la épica y al puro espíritu de lucha.

El arranque de partido ha sido un auténtico calvario para el Badalona, que veían como en el minuto 8 ya iban por detrás en el electrónico después de que Pablo se adelantara a todos y rematara con la punta de la bota para sorprender Morales. Era el inicio de un tramo de encuentro nefasto del Badalona, que bien le pudo costar el partido. En la jugada siguiente al 1-0, Cantalapiedra podría haber hecho el segundo con un tiro cruzado desde el vértice izquierdo de la frontal que se iría rozando el palo. Sin embargo, poco tardaría en doblar la ventaja el Villarreal, aprovechando un error en la salida de balón desde atrás: con la defensa descolocada, Carlos López dejaría Carlos Martínez y éste, con mucha sangre fría, la picaba majestuosamente para superar la salida de Morales. Era el minuto 9 y las cosas no podían empezar peor para los intereses escapulados. De hecho, el filial habría podido marcar un par más si el mismo Carlos Martínez, primero (15′), y Felipe, después (22′), hubieran estado más acertados. El remate del delantero a bocajarro, culminando un contragolpe eléctrico, salía lamiendo el poste, mientras que la haba del capitán amarillo, más tarde, se estrellaba en la escuadra derecha de un Morales con demasiado trabajo.

El Badalona ha tardado medio período en entrar en el partido, pero lo ha hecho con contundencia. En el servicio de una falta lateral desde la izquierda, Aleix Coch ha sido objeto de penalti cuando iba a rematar en el área pequeña. Él mismo se encargaría de lanzar la pena máxima, pero su disparo se iría a las nubes. Entrábamos en unos instantes en que los locales sufrirían mucho para defender nuestras acciones a balón parado. Un córner en corto desde la izquierda terminaba en un misil seco de Víctor desde el interior del área que Ander Cantero sacaba con problemas en el primer palo y, del servicio de esquina resultante, otra vez picado por Grima, llegaba el 2-1 con una gran testarazo cruzado del mismo Aleix Coch, que se desquitaba así del error desde los once metros.

Con las fuerzas ya igualadas, cada equipo tendría una oportunidad de aquí al descanso: por parte local, una falta lateral de ‘Raba’ que casi culminaba Carlos Martínez en la frontal de la pequeña; por nuestra parte, una clara llegada a partir de un servicio de portería de Morales que acabaría con Víctor haciendo el pase de la muerte a Canelada y Mauro rechazando el balón in extremis. 45 minutos de auténtico vértigo.

La reanudación ha sido bastante más contenida, si bien ha empezado fuerte: buena mirada amarillo y Robusté debía intervenir a fondo para rechazar el intento de Carlitos por la banda; en el rechazo, Cantalapiedra impactaba con el exterior y el esférico se marchaba fuera por poco. A partir de ahí, los de Manolo González tomarían las riendas del juego y lograrían que el Villarreal tuviera pocos ratos de control. En este segundo tiempo habría menos opciones pero bastante francas: Maestre enviaría a las nubes un disparo desde el interior después de un arranque de Grima por la izquierda (57 ‘), mientras que Carlos Martínez -un auténtico pesadilla- aún disfrutaría de dos oportunidades (59 ‘y 72’) que, por suerte, no acertaría a concretar. En el tramo final las imprecisiones y el fútbol directo sería la tónica general, con idas y venidas constantes. La entrada de Bruno y Sandro nos daba más calidad por delante, pero Morales salvaría el 3-1 en una llegada de Mario por la derecha. Musa, también entrando desde el banquillo, lo probaría con dos disparos desviados, ya con el tiempo cumplido… Cuando el 2-1 parecía escrito, y en una pelota descolgada por Bruno, llegaría el milagro: Fran Grima tocaba de primeras con inteligencia y dejaba solo Marcel Serramitja que, aún con fuerzas después de 94 minutos, enfilaba hacia la portería aguantando el cuerpo a cuerpo a tres defensores y la cruzaba lejos del alcance de Ander. Un final increíble para un pedazo de partido en el que los escapulados, de nuevo, han vuelto a demostrar que para ganarles hace falta mucho más. Ocho jornadas sin perder y con la cabeza bien alta. El próximo domingo (17h), otro hueso: recibimos el Alcoyano -también invicte- en Montigalà.

Foto: Eva Expósito

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.