Un punto que sabe a poco (1-1)

bdnflash

Badalona y Formentera se reparten los puntos (1-1) y los de Manolo González se alejan ligeramente de la cuarta posición

Se escapó una gran oportunidad (quizás la última) para que los de Manolo González pasasen a ocupar la última plaza que da acceso al playoff. Ni los escapulados ni el Formentera supieron decantar la balanza a su favor, viendo así como las opciones de los primeros de estar en las eliminatorias finales para llegar a Segunda División, y las de los baleares por salir de la zona roja que te aleja de la categoría de bronce del fútbol español, se evaporaban ligeramente a falta de seis puntos para dar por finalizado el curso. Los badaloneses fueron superiores, sobre todo en la primera mitad, ante un rival que logró sacar un punto que le es insuficiente para salir del descenso y que necesita prácticamente un milagro para seguir en Segunda B

El choque empezó con los escapulados como una apisonadora y que pudieron romper la igualada a los cinco minutos de juego, cuando un remate de Serramitja lo despejó un defensa desde la línea de gol sin que el árbitro considerase que el esférico había entrado por completo. El Formentera se resguardaba y Robusté volvió a avisar con un remate de cabeza a centro de Néstor Querol. La presión local no aflojó y Rivas pudo cantar gol en dos acciones pasada la media hora de partido, con un chute frontal que se marchó por encima de la portería balear y después de desaprovechar una muy buena contra. Sin embargo, los protagonistas de ambos de equipos desfilaron hacia el túnel de vestuarios con un empate sin goles ondeando en el marcador.

Los segundos 45 minutos siguieron el guión pautado durante el primer asalto y el premio para los locales no se hizo esperar, cuando Álvaro Vega remató un córner al fondo de la red sin que el guardameta pudiera hacer nada. No obstante, la alegría badalonesa se esfumó al momento, ya que a los dos minutos el Formentera igualó con un disparo cruzado de Crespo. El tanto pareció despertar a los visitantes, que a falta de 20 minutos pudieron adelantarse después de una ocasión muy clara. Sin embargo, el gran susto para los de Manolo González llegó a la salida de un saque de esquina, cuando el Formentera gozó de una doble oportunidad que no supo materializar en gol. En los últimos minutos el Badalona dio el arreón final y Robusté envió un misil al travesaño con el portero totalmente vencido.

Al final, reparto de puntos insuficiente para los badaloneses, que a falta del partido del Lleida son sextos a dos puntos del playoff. La batalla por ocupar la cuarta plaza sigue abierta, con cinco equipos que se jugarán sus opciones en los últimos dos partidos del año. En la jornada siguiente el Badalona visita al líder del grupo, el Mallorca, que ya ha conseguido alzarse con el título honorífico del grupo; y se despedirá el curso en casa frente al filial del Valencia. Los de Manolo González están obligados a sumar los seis puntos si quieren tener opciones de ser cuartos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here