Victoria de oro para presionar el liderato (2-3)

Manel Expósito

La UDA Gramenet volvió a ganar a domicilio después de superar al FC Cardedeu en una victoria trabajada y sufrida hasta el tramo final cuando Pau Gené anotó el 2-3 definitivo.

Se preveía un encuentro complicado para los pupilos de Remo Forzinetti, ya que realizaron un desplazamiento complicado, midiéndose a un Cardedeu que se sitúa en la zona media de la tabla y que venía de ganar la jornada pasada. Pese a todo ello, la primera mitad se cerró sin goles, algo muy diferente a los segundos cuarenta y cinco minutos, donde el duelo cambió de rumbo.

Cuando tan solo se habían disputado tres minutos tras la reanudación apareció la magia de Baby. El ariete azulón estableció el 0-1 a través de un lanzamiento de falta magistral desde un pico de la frontal del área, donde batió a Carlos Rodríguez con un fuerte disparo centrado. La cosa no quedó ahí y poco después los locales lograron la igualada gracias Carles Valls que no perdonó y estableció el esférico al fondo de las mallas.

La lluvia de goles solamente había comenzado ya que Baby volvió a sumarse a la fiesta con el 1-2 cuando remató una gran asistencia con el pecho de Dani Pérez. Con esta nueva ventaja los visitantes defendieron bien el resultado pero en el último cuarto de hora el Cardedeu igualó el choque, obra de Arnau Fortuny.

Pero cuando parecía que el partido se iría al final con reparto de puntos apareció la figura de Pau Gené: el ’25’ visitante recibió dentro del área y, con un disparo ajustado a media altura, hizo saltar la euforia a la Gramenet. Sin tiempo para más el 2-3 fue definitivo y los azulones ya son segundos a tan solo tres puntos del Berga, el líder.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.