Carles Soria: del drama de Tercera, al sueño de la Europa League

Carles Soria: del drama de Tercera, al sueño de la Europa League

Nunca es agradable vivir un descenso de categoría. Incluso el dolor es aún mayor y la herida más profunda si el equipo que desciende es el club que te lo ha dado todo como futbolista, te ha hecho crecer y te ha dado cobijo durante ocho años de forma continua. Aún así, y con el desconsuelo aún en el cuerpo, las penas se deben dejar a un lado y proseguir con tu carrera de futbolista. Esta es la historia de Carles Soria.

El pasado mes de mayo, el canterano blanquiazul vivió en sus propias carnes como el club de sus amores, el RCD Espanyol, fue desterrado a Tercera División, con lágrimas en los ojos y la frustración de haber fallado a sus colores. “Todavía me siento en deuda con el club y es una espina que me queda clavada”, reconoce el lateral derecho. Tras aquel varapalo, la vida de ‘Toro’, como le apodaron en el club perico, ha dado un giro de 360 grados y desde este verano compite en la modesta pero exigente Primera División de Chipre. En el AEK Larnaka de Imanol Idiakez.

Dar el paso para salir del Espanyol fue complicado porque no es fácil irte de la que ha sido tu casa durante los últimos ocho años pero en Chipre me ha sorprendido todo para bien. No esperaba que fuera todo tan profesional. Me habían hablado muy bien pero no esperaba que fuera tan bien”, transmite Soria sobre el cambio radical que ha dado su vida. A 4.500km de distancia de Barcelona, en un país totalmente desconocido pero que le ha abierto una nueva puerta. “Estoy muy contento, viviendo una experiencia muy profesional y cada día disfruto al máximo”, añade.

La aventura chipriota de Carles Soria contiene un plus añadido: la Europa League. Aunque la hegemonía en la competición doméstica está custodiada por el APOEL durante las últimas temporadas, el Larnaka está triunfando en Europa tras superar las tres primeras rondas previas y entrar en la última eliminatoria antes de la fase de grupos. “El objetivo era llegar a tercera ronda pero somos un grupo para meternos en fase de grupos. Ahora tenemos el Viktoria Plzen y estamos a un paso de cumplir un sueño“, comenta ilusionado Soria.

“Entre un club como el Espanyol y el Larnaka hay contrastes. Aquello que al principio ves extraño, con el tiempo se convierte en tu rutina. En cuanto a instalaciones y organización hay diferencias pero es igual de profesional a otro club que te puedas encontrar en España”, define sobre el día a día en Lárnaca, la tercera ciudad más poblada de Chipre tras Nicosia – la capital – y Limassol.

El ‘Spanish Larnaka’

La adaptación en un país y en una cultura desconocida para cualquier futbolista español que hubiera decidido aventurarse a Chipre, habría visto la integración en la plantilla como un primer hándicap a superar, pero el Larnaka es un equipo algo peculiar. “Es un equipo atípico porque somos 15 españoles en el equipo, más el cuerpo técnico español y una afición muy cercana. David Català o Joan Tomàs tuvieron pasado en el Espanyol y me han ayudado muchísimo. Se podría decir que el Larnaka es más español que chipriota. Estamos como en casa”, declara Soria sobre la característica que define a una plantilla con intenso acento ibérico.

Ante este “equipo atípico”, 15 hogares españoles pondrán la lupa sobre la localidad checa de Pilsen el próximo jueves para seguir muy de cerca el Victoria Plzen – AEK Larnaka y animar a un equipo “más español que chipriota” y que está a un paso de volver a hacer historia y clasificarse para una fase de grupos de competición europea, tal y como ocurrió en 2011.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *