El Mini, escenario idóneo para ganar a domicilio

La primera victoria lejos de San Adrià es la asignatura que todavía tiene pendiente el filial del Espanyol. En los once desplazamientos que suman los de Lluís Planagumà este curso, todavía no han podido celebrar ningún triunfo. Esta ardua tarea, que se resiste desde el pasado mes de abril de 2015, jornada en la que se sumaron los tres puntos en la Feixa Llarga ante el L’Hospitalet (0-1), se podría romper este sábado con la visita al Mini Estadi en el derbi de filiales.

Y es que los nervios – o simplemente la falta de fortuna – pasa factura cada vez que los pericos cogen el autobús para desplazarse a un feudo rival. Cinco derrotas y seis empates es el balance del filial con poco más de medio curso superado. Una nueva oportunidad se le presenta a los de Planagumà el sábado con la visita al Mini Estadi, “un partido en el que  puede pasar de todo, indiferentemente de la situación de los dos equipos“, según apunta el capitán Cristina Galas.

El derbi entre las dos canteras se ha disputado hasta en ocho ocasiones desde la temporada 97/98, con una ventaja azulgrana de 4 triunfos, 2 empates y 2 victorias pericas (0-1 en el curso 01/02 y 1-2 en 06/07). Además, en boca del propio Galas, “el grupo está trabajando cada vez mejor en los desplazamientos, y de bien seguro que llegará pronto la primera victoria a domicilio“.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.