[ENTREVISTA] Marc Rey: “Mi manera de entrenar no consiste en dar voces en un vestuario”

Foto: Manel Expósito

Marc Rey (Barcelona, 1992) es un tipo que, por su forma de ser, pasa desapercibido. Un chaval tranquilo, calmado y que, antes de conocerlo, ya cae bien a cualquiera. Aunque por su carácter pacífico no lo ubiquemos en nuestro patrón de portero con garra, enérgico y con un temperamento tenaz, Rey defendió los tres palos hasta hace cinco meses. A los 25 años, le llegó la prematura oportunidad de dirigir el banquillo del CF Sant Adrià en Segunda Catalana y foguearse en una categoría de máxima exigencia.

25 años y te llega la primera oportunidad de entrenar a un equipo de Segunda Catalana. 

Desde siempre me ha gustado entrenar. Con 22 años ya tenía muy claro que si se me presentaba una propuesta jugosa dejaría de jugar para sentarme en un banquillo exclusivamente.

Y eso que la temporada anterior lograste el ascenso a Segunda con el Districte. 

Fue una muy buena temporada. Disfruté muchísimo, hice amigos, muchísimas experiencias y mi intención era seguir. La situación se torció, no salió como esperaba y las ofertas que me llegaron no me llenaron. No tenía una ilusión muy grande. Entonces el Sant Adrià me propuso la faceta de entrenador. Conocía a parte de la plantilla de mi anterior etapa allí y con Romero (entrenador) de apoyo en la adaptación fue todo genial.

¿Te había desmotivado jugar?

Sí que me desmotivé un poco porque estaba con muchas ganas de continuar en el Sant Andreu. Nunca había tenido tantas ganas por entrenar como este año. Cuando empecé y me surgió la oportunidad del Sant Adrià, no pude decir que no.

¿Te tomas tu primera experiencia como un aprendizaje o cuando entraste te marcarte el reto de salvar al equipo?

Lógicamente al ser mi primera temporada me lo tomaba como una experiencia pero siempre con las ganas y la competitividad de querer salvar al equipo. Tal y como ha evolucionado la dinámica se veía que era muy muy difícil sacar el barco a flote. El equipo ha competido en la mayoría de partidos.

¿La juventud te puede pasar factura entre los jugadores más veteranos?

Hay muchos jugadores con mayor experiencia pero no he tenido esa sensación. Desde el principio me acogió muy bien el vestuario y el respeto ha reinado en entrenamientos y partidos. Esa incertidumbre siempre ha estado. No hace falta ser un sargento porque la situación es muy dura.

Entiendo que el vestuario es consciente que la situación es irreversible. 

Ellos son conscientes desde hace varias jornadas y, ahora, el grupo lo forman los jugadores que realmente quieren estar. Saben que la situación es la que es y se agradece el compromiso de la plantilla así como las piezas que todavía quedan de la antigua UD Catalana.

En tu faceta de portero siempre has sido un chico con un temperamento tranquilo y relajado, ¿te has exigido más carácter ahora que eres entrenador?

Son maneras de llevarlo. Intento no ponerme muy nervioso porque sino lo transmites a tus jugadores. Los nervios están siempre a flor de piel y es complicado a veces mantener esa calma. Ser tranquilo no quiere decir que a veces no saque carácter. Hay entrenadores más expresivos y una actitud tranquila te puede ayudar a tomar una decisión más consensuada.

¿Te has planteado experimentar alguna vez con un carácter más agresivo para ver cómo reaccionarían los jugadores?

A veces tienes que sacar un poco más de carácter y no todo se soluciona con gritos. Mi manera de entrenar no consiste en dar voces en un vestuario.

Cuando te llamó el Sant Adrià, ¿consideraste que te metías en un marrón?

La idea de salvar al equipo siempre está presente. Desde un principio ya se veía que la permanencia estaba muy difícil pero si el equipo no hubiera estado en la situación que está, no me hubieran llamado. Esta experiencia me permite palpar de primera mano un banquillo.

¿Te planteas volver a una portería?

No. Quiero intentar seguir en un banquillo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.