La imprecisión condena al Badalona (0-1)

Nicolás Arlanzón

El Peralada, que llegaba a Badalona penúltimo, asalta el Municipal y suma su segunda victoria del año

Cuando la pelota no quiere entrar no se le puede hacer nada. Varapalo muy duro el que se llevó un Badalona que aspiraba a rozar las posiciones de play-off si lograba vencer al Peralada, que llegaba al Municipal penúltimo con tan solo 10 puntos en todo lo que llevamos de campeonato. De hecho, es la segunda victoria del año para los gerundenses, que se acercan a los puestos de salvación y alejan al Badalona de la zona privilegiada.

Los primeros compases del juego no tuvieron un claro dominador sobre el campo. Ambos conjuntos apostaban por tener el control de la posesión, aunque ninguno de los dos llegaba con peligro a las inmediaciones rivales. Aún así, una asistencia de Robert Simón a los diez minutos de encuentro servía en bandeja el gol a Chacopino, que conseguía batir al portero justo cuando el linier levantaba la bandera de fuera de juego.

Los escapulados se adueñaron tímidamente de la posesión, pero el Peralada avisó con el ex badalonés Kilian Duran como protagonista, que lanzó un gran chute desde la frontal que obligaba a Morales a enviar el esférico, con una intervención sensacional, a saque de esquina. Esta acción reafirmó el tuya mía en el que se había asentado el partido, mientras los ataques de ambos equipos perdían paulatinamente importancia en detenimiento de las defensas.

Pero en una jugada aislada de los visitantes llegó el primer tanto del encuentro, que puso punto y final a los más de 350 minutos que Morales llevaba sin encajar. Iago López consiguió desestabilizar la retaguardia escapulada para romper la igualada y colocarse, momentáneamente, a un punto de la salvación. El golpe desniveló el encuentro y los de Calderé no supieron reponerse en los minutos que siguieron hasta el camino de vestuarios.

Los 15 minutos de descanso sirvieron para que el Badalona, obligado a reaccionar, recuperara sensaciones y volviese a apretar a los gerundenses. Otro gol anulado a los cinco minutos de la segunda parte a Natalio animó a los más de 800 espectadores que asistieron al Municipal de Badalona para creer en la remontada. Los badaloneses empezaron a bombardear el área con infinitos centros que no encontraban rematador claro, mientras el Peralada iba replegándose cada vez más a medida que pasaban los minutos.

En los últimos diez minutos los badaloneses apretaron con todo lo que tenían y ahogaron al Peralada en campo propio, que se resistía arañando como podía segundos al reloj. Pero los visitantes supieron resistir y, beneficiados por la falta de puntería de los locales, acabaron llevándose los tres puntos de Badalona. Se rompe la racha de cuatro partidos sin perder y se suma la segunda derrota del año como anfitrión. La falta de gol empieza a ser preocupante, si bien los escapulados intentarán remediarla el domingo que viene en el campo del Conquense.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.