La maquinaria del Sant Adrià da con la tecla (0-2)

Sant Adrià, fútbol, futbolcat, 2cat2, Cirera

CRÓNICA. El Sant Adrià de Luis Gallego mostró su mejor versión ofensiva de la temporada ante el Cirera en los primeros 45 minutos. Pepe sumó su primer doblete del curso gracias al trabajo en equipo y deja al grupo en la zona tranquila de la tabla. 

 Manel Expósito

Qué bien sienta ganar… y si encima se da espectáculo  ya se convierte en un orgasmo futbolístico. La victoria que consiguió ayer el Sant Adrià en Mataró se logró tras brindar al público presente en la capital del Maresme el primer tiempo más completo desde que el equipo compite en Segunda Catalana (sumando los dos años de la UD Catalana en la categoría). El conjunto de Luis Gallego fue superior al Cirera en todos los aspectos durante la primera parte. El asedio y presión ofensiva por parte de los adrianenses hacia la portería de Jan Pol fue tan asfixiante que prácticamente no dieron opción alguna a los de Antonio Gónzalez para acercarse a la portería de Gaseni. El único susto de los locales fue un remate de Pereira que , con todo a favor, no entró por bien poco.

El Sant Adrià, a su vez, encontró las cosquillas y el peligro más directo por banda derecha con Andy o Froy, y el centro del campo, donde se encontraron pases al hueco de Álex y Romero hacia Pepe, quien pudo haberse ido al descanso con tres goles en el bolsillo si no se hubiera topado con un inspirado Jan Pol bajo palos. A pesar de tener su día el portero del Cirera, no pudo hacer nada en un mano a mano de Pepe -con asistencia de Álex al hueco- y evitar la primera diana del partido.

Aunque el partido se puso bien pronto de cara para los de Sant Adrià, todavía se puso más a favor antes de ir a vestuarios con la expulsión por doble amarilla de Syllah. Los locales jugaron el segundo tiempo con un hombre menos sobre el césped pero la sensación dentro del campo fue otra. El Cirera tomó mínimamente las riendas del partido y un mano a mano mal encarado de Aleix a Gaseni pudo haber igualado el partido.

La única ocasión de los locales en el segundo tiempo despertó al Sant Adrià que a base de contras trató de matar el partido, y reclamando un claro penalti no señalado sobre Andy. Con el choque prácticamente muerto, Pepe sentenció el marcador con un disparo raso desde la frontal tras aprovechar una asistencia de Krysto.

Tres puntos bien merecidos al final de los 90 minutos y sensaciones todavía mejores para respirar en la clasificación y buscar este domingo a las 12h el ansiado primer triunfo en casa ante el Carmelo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.