La suerte le vuelve a dar la espalda al Espanyol B (2-1)

CRÓNICA. El Municipal de Olot quería seguir con al buena racha de resultados logrados en casa, y es que el conjunto de la Garrotxa llevaba tres partidos consecutivos ganando delante de su afición. Por otro lado, el filial blanquiazul buscaba su primer triunfo a domicilio, después de cuarto empates seguidos fuera de la Dani Jarque. Finalmente, ha sido el Olot quién ha acabado imponiéndose 2-1 gracias al tanto de Sergio Ortíz en el último minuto del encuentro.

Lluís Planagumà sacó un once muy parecido al que le dio la victoria la semana pasada por 4-0 frente al Hospitalet, con una única novedad de Andrés Prieto en la portería, que volvía después de lesionarse frente a la Pobla de Mafumet hace cuatro jornadas. Por lo demás, se volvió a ver el clásico 4-4-2, con Dalmau y Rufo en la punta de ataque aprovechando el gran estado de forma que estaban atravesando ambos, aunque esta vez no hayan conseguido ver puerta.

Los más de 1.500 espectadores que se han desplazado para poder presenciar el duelo, ha podido ver un partido intenso, jugado de tú a tú, con presión muy alta por parte de ambos equipos, y con una propuesta ofensiva poco habitual en esta categoría. Aún así, los locales no tardaron mucho en ponerse por delante en el marcador. Cuando sólo se había disputado un minuto, Uri cazó un rechace dentro del área de Andrés, después de que éste detuviera una doble ocasión,  y no perdonó en el tercer tiro contra la portería perica.

Pese al gol inicial, el Espanyol B se rehizo, y Borja fue el primero en intentar sorprender Wilfred con un disparo lejano que llevó peligro, pero que finalmente no consiguió ver puerta. Instantes más tardes, Gato pudo ampliar distancias para el Olot en una de las pocas llegadas del equipo local, pero Andrés muy atento evitó el 2-0. El guardameta alicantino fue una pieza esencial durante todo el choque y se mostró muy seguro en casi todas las llegadas de los locales.

El gol de Marc Roca un espejismo

Lluis Planagumà intentó dar más ritmo en el juego dando entrada a Pibe, y así poner a un delantero más. La suerte no llegaría hasta el minuto 79 cuando un disparo lejano de Marcos Roca intentó atraparlo el portero Olot, pero el balón se le escapó de las manos y acabó en el fondo de la portería. Pero cuando todo parecía indicar que el encuentro acabaría en empate, un gol de falta directa de Sergio Ortiz en el último minuto del tiempo reglamentario lanzó por tierra el buen trabajo de los hombres de Planagumà y estableció el 2-1 final.

Con esta derrota, el Espanyol B ha descendido una posición y ya se sitúa décimo, con las vistas puestas el próximo sábado, en el partido que disputaran en casa contra el Hércules a las 18.00h, y seguir con la racha de buenos resultados logrados en casa.

XI UE Olot: Wilfred, Jose, Luismi, Prior, Blazquez, Djak (Abel Soler, 69′), Gato, Hector, Marcel (Reverter, 74′), Sana (Ortiz, 55′) y Uri.

XI Espanyol B: Andrés, Marc Navarro, Lluís, Aarón, Galas, Borja, Robert, Marc Roca, Dalmau (Àlex Serrano, 87′), Rufo (Gual, 80′) y Entrena (Pibe, 75′).

Goles: 1-0, Uri (1′); 1-1, Roca (79′) y 2-1, Sergio Ortiz (89′).

FOTO: UE Olot

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.