Lobo se corona con 43 puntos y el UBSA cumple su objetivo de la temporada (93-74)

Manel Expósito

El OIC-Penta Sant Adrià cerró la temporada 2017/18 de manera inmejorable, venciendo al Boet Mataró en el Ricart con un juego brillante que permitió que la afición disfrutara a lo grande del último partido del curso.

Para Mario Lousame los trámites no existen. El técnico del Sant Adrià siempre tiene algo en juego sea cual sea la importancia del partido. En esta ocasión, los adrianenses tenían como objetivo igualar el balance de victorias de la pasada temporada (13), cosa que solo era posible si vencían al Boet Mataró, un equipo recién ascendido que ha realizado una gran temporada, finalizando en novena posición con las mismas victorias que el UBSA.

Jaume Lobo comenzó advirtiendo de sus intenciones de ser la estrella del encuentro desde los primeros minutos. El alero del UBSA anotó 11 puntos en el primer cuarto, seis de ellos desde el triple. Los locales comenzaron entonados desde la línea de 6.75, convirtiendo cuatro tiros de tres. Para el Boet, Devon Drakeford se imponía desde la pintura, controlando el rebote y logrando puntos de segunda oportunidad. Al final del primer cuarto, el Sant Adrià vencía por 21-14.

En el segundo cuarto, la defensa de los visitantes mejoró, impidiendo que el Sant Adrià continuara haciendo daño mediante lanzamientos de tres e intentado que jugaran en la pintura, donde Drakeford podía imponer su físico. Un parcial de 2-11 en los minutos finales del segundo periodo acercaba al Boet a solo tres puntos de diferencia. Cuando parecía que esa iba a ser el marcador al descanso, Jaume Lobo anotó un triple desde medio campo sobre la bocina que hacía saltar al Ricart y daba a los locales una ventaja de 38-32.

Al regreso de los vestuarios, el Sant Adrià puso la directa con un parcial de 11-4 que ampliaba las diferencias a los trece puntos. Óscar Amo se apuntó a la fiesta del triple, lanzando por primera vez en toda la temporada desde la línea de tres y convirtiendo el tiro. Los visitantes trataban de responder aprovechando la entrada en bonus del UBSA, que les concedió siete puntos desde la personal en los minutos finales del periodo. Pero volvió a aparecer Lobo con siete puntos más para su equipo y manteniendo los diez puntos de ventaja. De nuevo, un triple sobre la bocina para el Sant Adrià, esta vez de Leonard Halling, fijaba un marcador de 66-53 al final del tercer cuarto.

Y los últimos diez minutos fueron una fiesta en el Ricart. Jaume Lobo llegaba con 21 puntos al cuarto periodo, pero no era suficiente. El alero anotó cinco triples de cinco intentos en los primeros tres minutos del cuarto. La grada del Ricart saltaba en medio de la incredulidad y el UBSA realizaba de la mano de Lobo un parcial de 17-4 que ampliaba la ventaja hasta los 26 puntos. Con el partido a punto de finalizar, momento para el homenaje a Pol Farrés que, tras anotar su última canasta como jugador de la Unió Bàsquet Sant Adrià, era despedido con una ovación por el público del Ricart tras 23 temporada en el club. El partido se paraba momentáneamente y Polfa recibía de manos de su padre, Joan Farrés, un marco con recuerdos fotográficos de sus años en el club.

El UBSA se impuso por 93-74 y logró el objetivo marcado a principio de temporada de igualar el registro de victorias de la pasada campaña, donde se consiguieron 13. La estrella de la tarde fue Jaume Lobo, que anotó 43 puntos (9 triples). Polfa se despidió con un doble-doble al anotar diez puntos y capturar 10 rebotes. Para los visitantes, Devon Drakeford fue el jugador más destacado con 22 puntos y 13 rebotes. El UBSA finaliza la temporada en séptima posición y el Boet Mataró, con 13 victorias tambien, acaba noveno, siendo ambos equipos de Liga EBA también el próximo año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here