Los más de 37,000 abonados al grupo 3 tienen su epicentro en Castellón

CD Castellón

No sean tímidos, dejen su vergüenza a un lado y pasen. Serán bienvenidos a la Segunda División B, concretamente al grupo 3 de la categoría de bronce del fútbol nacional. Y no únicamente se lo decimos nosotros sino que 32, 893 hinchas ya se han subido al carro de la ilusión del club de su ciudad.

Porque 32,893 es la cifra actual de los amantes al fútbol un peldaño por debajo de las categorías profesionales, aunque más de un club ya podría tener semejante distintivo, dejando a un lado los equipos filiales. En fin, que nos desviamos del tema. Con la temporada ya arrancada, las oficinas de los 15 representantes del grupo 3 – sin incluir a Espanyol B, Barcelona B, Valencia Mestalla, Atlético Levante y Villarreal B – no dan a basto con la visita de abonados que entran a renovar su carnet, curiosos que echan un ojo a la tabla de precios antes de soltar los billetes o los más espabilados que buscan la fórmula para convencer a algún amigo y así poder activar las ofertas que se ofrezcan.

Pero quien mejor ha utilizado sus armas para brindar mayor fantasía a su gente, sin dilucidar si realmente lo hubiera necesitado, ha sido un recién llegado a la categoría pero todo un histórico, el CD Castellón. El club albinegro ha pulverizado cualquier previsión escrita y ya alcanza los 13,000 abonados, viéndose obligado a limitar la impresión de carnets en 14,000 simpatizantes y dejar las 2,000 localidades restantes del aforo de Castalia para la venta al público y equipo visitante.

Vidas extraterrestres a un lado, el Hércules ocupa la segunda posición del ránking con 5,500 fieles, seguido por Lleida Esportiu (3, 181*), CE Sabadell (1,902), 500 más que la campaña anterior, y Atlético Baleares, limitado por el aforo de Son Malferit: 1,800. Los baleáricos ya tienen futuros abonados en lista de espera para cuando se produzca el traslado a l’Estadi Balear en 2019. Olot (1,275) y Alcoyano (1,200) cierran por el momento los clubs que superan las cuatro cifras.

No muy lejos se encuentra el pelotón que acecha al último grupo descrito. El Teruel sedujo desde la semana anterior a 912 personas y se aproxima a los 1,100- 1,200 previstos, cifra que también busca alcanzar el Conquense (812 a fecha de hoy). Ontinyent con 880 y Cornellà, apoyado por cerca de 700 abonados, cierran la penúltima agrupación por números aproximados.

A medida que se reduce la densidad de población de los municipios, los clubs ven limitadas sus opciones de convencer a más individuos. El Ejea, recién ascendido, reúne una cifra próxima a los 550 adeptos, Badalona tiene la asignatura pendiente de aumentar su masa social y agrupa una cifra que merodea por los 450 – 500 abonados. Justo por detrás de los escapulados encontramos al Ebro de Manolo González, con 350, y la aldea del grupo, el Peralada, con 250.

Si metemos el bisturí en los filiales, y aunque en todos los casos entra el abono del filial en el del primer equipo, las cifras de asistencia en las ciudades deportivas nos dan unos números de 800 en el Antonio Puchades del Valencia Mestalla, 400 vigilan de cerca al filial del Levante, 1,000 espectadores en el Mini Estadi de Villarreal, 1,500 en el feudo azulgrana (media exacta durante la última campaña en Segunda División B) y 500 pericos que respaldan al Espanyol B en la Dani Jarque. La suma de la afluencia de público a los filiales y a la del resto de equipos nos da un resultado que ronda los 37,000 abonados a la 2bg3 a día de hoy.

*El dato del Lleida Esportiu es la cifra de la temporada pasada. El resto de datos han sido facilitados por los clubs.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.