REPORTAJE: El cauce de la Grama, muy vivo en su lucha a orillas del Besòs

Manel Expósito

A un paso de los 100 años de historia, en 2019 soplará 96 velas, la UDA Gramenet sigue viva. Es más, en los últimos meses ha recuperado la musculatura de años anteriores y empieza a lucir tableta. Con un nuevo proyecto desde su exilio a Sant Adrià en 2015, lejos quedan las temporadas negras, de auténtica oscuridad, y con la palabra desaparición en boca de algunos.

La Grama consiguió hace dos temporadas frenar una caída libre de descensos que pudieron presagiar el peor de los desenlaces, para después trabajar en el ascenso a Segunda Catalana, vivido la pasada campaña. El club más antiguo de Santa Coloma fue protagonista por su ascenso en junio de 2018, y meses después por marcar el gol más rápido en la historia del fútbol español (Baby a los 3,87 segundos).

Pero esas dos no son las únicas novedades de una entidad que continúa haciendo historia y luchando pese a no contar con subvenciones. Ha llegado una nueva junta directiva, con el cambio de presidente como lo más significativo, entrando el colomense David Herrero por Francisco Hernández.

“Cuando entré a formar parte de la Junta Directiva la situación era muy mala. Se pasaron años muy malos. Hemos trabajado mucho, profesionalizado el club y hemos querido corregir y arreglar errores cometidos”, reconoce Herrero.

El objetivo que se diseñó hace dos años en esa nueva junta directiva es regresar a Tercera División, pero el más inmediato es subir a Primera Catalana. Para ello, la Gramenet ha confeccionado un equipo para lograr el ascenso. En su estancia en el Besòs la masa social se ha expandido por otra ciudad y le ha llevado a tener un convenio de colaboración con el CE Sant Gabriel. En la nueva directiva siguen pensando en la cantera, aunque antes quieren consolidar a la Gramenet en Primera Catalana, para después poder dar el paso.

Todo son alegrías, hasta en la parte económica donde la famosa deuda con hacienda fue bajando hasta el punto que en la lista de morosidad, publicada el pasado 28 junio, no aparece su nombre. Por otro lado, la entidad colomense cuenta con cerca de 200 socios, y muchos seguidores repartidos en la península y distintos puntos del planeta.

En lo deportivo la Grama es segunda clasificada, puesto de play-off, a tres puntos del líder (ascenso directo) en el Grupo 4 de Segunda Catalana. Han cerrado 2018 invictos en Sant Adrià.

¿Y Santa Coloma para cuándo?

Somos muchos los que queremos ver algún día el regreso de la histórica UDA Gramenet a su ciudad, no una visita sino un regreso total. El último partido en su estadio (Nou Municipal de Santa Coloma) se jugó el domingo 4 mayo de 2014. Se despidieron ganando 1-0 a la UE Figueres (gol de Adrián Canelada) en la jornada 37 de Tercera División.

Meses después los azules regresaron a Santa Coloma, fue el 4 de diciembre del 2014 para enfrentarse al CF Singuerlín en un amistoso jugado en Can Zam (resultado 1-2, doblete Agustín Cos). Pasaron tres largos años hasta que el 23 de diciembre de 2017 regresaron a su ciudad. Nuevamente sería en Can Zam ante el Singuerlín en partido amistoso (1-3 con goles de Agustín Cos, Rubén Prados y Remo Forzinetti en la que fue su despedida como jugador).

La última vez que la Gramenet jugó en Santa Coloma fue en la pretemporada 2018, un amistoso en agosto ante el Singuerlín con resultado favorable de 1-2 (goles de Héctor Clemente y Coka).

Un tiempo en el exilio donde han seguido escribiendo capítulos en su libro de historia: Cristian se convirtió en el jugador más joven en debutar (16), un ascenso 25 años después, los goles 700/800/900 en este siglo, el primer jugador del Siglo XXI o los 5 continentes representados tras la llegada de un jugador de Oceanía. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.