Rubiales propone una nueva pirámide “más profesional” en el fútbol femenino

Manel Expósito

La junta directiva de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha aprobado este martes la creación de un nuevo modelo de competición de fútbol femenino que integre las dos máximas categorías nacionales y haga del balompié el deporte “más practicado entre las jóvenes menores de 14 años”.

Esta renovada pirámide futbolística, aprobada por el Comité de Fútbol Femenino y la Comisión de Presidentes de Federaciones Autonómicas y Territoriales,  aún debe ratificarse en una Asamblea Extraordinaria de la RFEF a finales del mes de abril, y proponerse a los clubes.

El nuevo modelo de competición tendrá dos divisiones, la División de Élite (actual Liga Iberdrola) y la División de Promesas (actual Segunda División), y será de adscripción voluntaria. La División Élite tendrá un mínimo de 8 y un máximo 16 equipos, mientras que en la Promesas, habrá de 8 a 20 equipos, ampliable hasta 32 equipos si hubiera interés de los clubes. Aún así, el secretario general de la RFEF, Andreu Camps, no ha desvelado si los equipos que forman la Liga Iberdrola tendrán una plaza fija, a quienes se les obligará a ceder derechos que hasta ahora poseen, como los de televisión o imagen y que se negaron a ceder hace una semanas.

La División Élite será con formato anual de liga y la de Promesas con formato de dos fases. Una primera fase con dos grupos territoriales y una segunda de ascensos y descensos con modelo de play off o liguilla de proximidad, tal y como funcionan actualmente las dos categorías.

Otro paso hacia la profesionalidad y la base

Para dar fuerza a las selecciones españolas se fijará que un número mínimo de jugadoras tienen que venir de la base de cada club y, al mismo tiempo, se apoyará económicamente más a aquellos clubes que inviertan en fomentar el fútbol base femenino. Un número mínimo de jugadoras deberá tener contrato de trabajo en cada una de las divisiones.

La RFEF basa su apuesta en cuatro ejes: conseguir que las selecciones nacionales femeninas sigan obteniendo grandes resultados a nivel internacional; lograr que el fútbol sea el deporte más practicado entre las niñas menores de 14 años en un plazo de 6 años; apoyar la profesionalización de las jugadoras mediante un mecanismo de ayudas; con una segunda línea de ayudas destinada a los clubes que apuesten por este modelo de competición, de libre adhesión y que será la vía de clasificación para las competiciones europeas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.