Los once metros salvaron los muebles (1-1)

Nicolás Arlazón

El filial del RCD Espanyol acabó con buen sabor de boca su visita al Conquense tras el empate conseguido en tierras manchegas. Los hombres de David Gallego llevaron la iniciativa del juego, pero se encontraron con un gol en contra en los primeros minutos de juego. Los futbolistas pericos no perdieron la cara al partido y el premio llegó en la última acción del enfrentamiento cuando Campuzano transformó un lanzamiento de penalti para certificar el empate.

Los blanquiazules se vieron obligados a nadar a contracorriente prácticamente desde el pitido inicial. Y es que, en apenas la primera acción atacante local, el Conquense sorprendió a la defensa perica con un centro lateral que transformó Cárcaba con un cabezazo para adelantar a su equipo.

Este gol tan tempranero provocó que el equipo local diera un paso atrás para resguardarse de los ataques pericos y esto propició un partido lento, trabado y con pocas ocasiones en ambas áreas.

Los hombres de Gallego intentaron poner el fútbol frente a un equipo bien plantado en defensa que no dejó que los espanyolistas cogieran velocidad de crucero en su juego. De las pocas acciones en las áreas, Ferran intentó restablecer el empate con un disparo que se perdió por encima del larguero y, minutos más tarde, fue Bermejo dentro del área el que probó de poner en problemas a Raúl con un disparo seco.

A pesar de los intentos pericos, los blanquiazules no encontraron la forma de hacer daño a los rivales y se llegó al tiempo de descanso con la victoria para el conjunto local por 1-0.

Tras el paso por los vestuarios, los manchegos intentaron repetir el guión del primer tiempo con el único acercamiento peligroso de toda la segunda mitad con un disparo al palo que puso en alerta al filial perico.

A raíz de este susto, los hombres de Gallego hicieron un paso adelante y dominaron claramente el segundo tiempo donde sí que encontraron más facilidades para llevar peligro a la portería de Raúl y consiguieron desatascar el partido a pesar de las pérdidas de tiempo de los rivales. Iago y Moha tuvieron el empate a tocar con sus disparos, pero el gol se resistía a llegar.

Los minutos se fueron acumulando en el marcador de La Fuensanta y también las ocasiones de los pericos. Una de las más claras fue para un centro de Víctor que Bojan no pudo rematar por los pelos y, acto seguido, una incursión de Pedrosa que también tuvo el empate a tocar.

Cuando parecía que el esfuerzo de los blanquiazules quedaría sin premio y se marcharían con las manos vacías, en la última jugada del tiempo añadido, Pedrosa fue objeto de falta en el área rival y el árbitro no dudó en señalar el punto de penalti. Campuzano tomó la responsabilidad desde los once metros y, engañando al portero, logró el gol del empate y envió un punto hacia la Ciudad Deportiva Dani Jarque.

Ficha técnica:

UB Conquense: Raúl, Diego, Parera, Jon Vega, Rey, Jorge, Lozano (Adighibe, min.55), Cárcaba (Agi, min.80), David Rodríguez y Gerica (Fran Simón, min.66).

RCD Espanyol B: Adri, Víctor, Pedrosa, Iago, Lluís, Manchón, Bermejo (Moha, min.67), Damià (Pol Lozano, min.30), Ferran (Bojan, min.62), Doncel y Campuzano.

Goles: 1-0, Cárcaba (min.6) y 1-1, Campuzano (p.) (min.90).

Árbitro: Sr. Rafa Sánchez López (Col. Murciano).

Incidencias: La Fuensanta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.