La columna de Albert Molinari: ”Abril, victorias mil”

Cristina Ruiz

ALBERT MOLINARI

¡Qué mes más bonito! La llegada de la primavera ha rebrotado los verdes laureles del Divina Seguros Joventut y ha alejado los oscuros nubarrones de un invierno demoledor y asolador. Hoy podemos decir que somos más verdes que negros. No está terminada la proeza, pero muy encarrilada. Nunca me he pasado de y por ello ahora lo veo con ojos de adolescente que espera la llegada del verano para celebrarlo con amigos y amigas.

Carles Duran es como el compañero nuevo de clase que consigue que seamos cools, que nos creamos un poco mejores y que nos aplaudan. Es el compañero que consigue que cojas confianza y te atrevas a pedirle salir a la guapa de clase aún sabiendo que no eres ni el más fuerte, ni el más alto, ni el más guapo. Pero sí el más valiente y confiado. ¿Y si te dice que sí? Premio.

Y ahí estamos los verdinegros, pendientes de ver si la chica guapa (permanencia) se decide pronto para poder gritar a los cuatro vientos que la primavera nos ha sentado de fábula y que esperamos el verano (construcción 2018/19) para poder seguir ‘de dulce’.

Atrás quedarán los exámenes fallidos de navidad, el acné, las dudas… ¿Quién se acuerda ahora de ello? Nadie. Lo que sí que pido es no olvidarlo, para no cometer los mismos errores de nuevo.

Sinceramente, sufrir dos cursos es más que suficiente para los corazones verdinegros. Dije en más de una ocasión que Jordi Martí y J.A. Morales estaban haciendo las cosas bien y me reafirmo. Me entraron dudas de ciertos movimientos en algún momento, pero les di tiempo. Ahora merecen que se lo vuelva a decir: gran trabajo, señores.

Si todo termina como debe, con el equipo en Liga Endesa ACB, la cantera a un nivel altísimo y las cuentas mejoradas –inversores, ayuda municipal, etc- sólo les podemos pedir a la directiva que miremos arriba. Sin hacer volar palomas, pero con la confianza de un adolescente que empieza a sentirse mayor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here