Agónica derrota para soñar con el mayor premio (42-58)

CRÓNICA. Snatt’s Femení Sant Adrià consigue pasar a la final de la Fase Final de LF2 después de caer ante Rivas Promete por 42-58 (las lilas podían caer hasta por 16 puntos para pasar a la final). La gran final la disputará mañana ante el Araski, el equipo que gane ascenderá a Liga Femenina.

El choque empezó con un Rivas Promete muy acertado desde la media distancia, pese al magnífico acierto de las madrileñas, las lilas sólo perdían por cuatro puntos de diferencia en los primeros cinco minutos (4-8). Pero Rivas siguió intratable y gracias a su excelente porcentaje desde el perímetro les hicieron disparar en el electrónico al final del primer cuarto (6-17).

Si el primer cuarto fue malo para las de Jordi Vizcaíno, el segundo lo fue aún más. García y Blanes estuvieron espectaculares y la defensa de las catalanas era pésima. Después de cinco minutos de segundo cuarto, las madrileñas ya ganaban por 12 puntos (10-22), y el festival no frenó. Otra vez los triples de García hicieron soñar a Rivas, que se fueron al descanso ganando 15-32, ese resultado les valía para jugar la final de mañana.

En la reanudación, las lilas siguieron dormidas y Rivas lo aprovechó para marcharse hasta por 21 puntos de diferencia (21-42), pero a partir de ese instante volvió el Snatt’s Femení Sant Adrià que hizo vibrar a todo el mundo ayer y antes de ayer. Las de Jordi Vizcaíno se fueron al final del tercer cuarto 16 puntos abajo, el límite que les permitía pasar a la final (26-42).

Los últimos diez minutos estuvieron muy igualados, se notaban los nervios por parte de ambos equipos. A Femení le empezaron a entrar los tiros lejanos y Rivas lo fallaba todo, aspecto que hacía presagiar lo mejor a la afición adrianense. En el último minuto, con 42-56 en el electrónico, Blanes anotó un tiro de dos pisando, pero todo el mundo se creyó que fue de tres. Rivas se pensó que ganaba por 17 y decidió no hacer falta al final, cuando sonó la bocina pasó lo más surrealista del mundo; las jugadoras de Rivas veían como las jugadoras lilas celebraban el pase a la final, pero ellas se pensaban que ganaban de 17, hasta que se dieron cuenta que el último ”triple” no fue un triple, sino una canasta de dos.

Snatt’s Femení Sant Adrià jugará la final de mañana ante el Araski, que en su grupo ha vencido a Alcobendas e Ibaizabal, y ha perdido ante Leganés en un partido en el que no se jugaba nada. El sueño lila está más cerca.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.