La columna de Albert Molinari: “El faro griego”

CRISTINA RUIZ - JORNADA PREVIA

ALBERT MOLINARI

Desde antes de empezar la temporada todos éramos conscientes de que el puesto de base era clave y que tras la salida de Laprovittola sería muy complicado de suplir. Mirábamos al banquillo y veíamos un joven Neno y un inexperto Zagars. Tocaba traer más madera. Por eso, Carles Duran y Jordi Martí se pusieron manos a la obra. No valía un anotador; no valía un buen base. Necesitaban un mentor para los jóvenes, un creador de juego y un veterano que supiese guiarlos por Europa.

Lo encontraron en su gira por Estados Unidos. Nikos Zizis, con un pie en el retiro, cenó con ellos y escuchó su oferta. Hablamos de un base de 36 años, de 1.95 y curtido en mil batallas, como buen griego. Con experiencia en ACB, podía encajar bien. Pero cuando la temporada empezó con un 0-4 inicial, muchos miramos al base y preguntamos: ¿qué nos aporta Zisis?

En ACB, los cuatro primeros partidos de Nikos dejaron estos datos: 5/19 en tiros de dos, 2/9 en triples. Un desastroso bagaje que solo lo salvaba con sus 17 asistencias (4.25 de media).

Pero algo cambió ante Estudiantes. Firmó un partidazo con 8 puntos, 11 asistencias, 7 faltas recibidas para 25 de valoración. Tras ese partido, el Joventut no ha vuelto a perder en Liga Endesa. En estos seis triunfos consecutivos, Zisis firma 9/21 en tiros de dos, 2/9 en triples y 44 asistencias (7.3 de media). Ante el Fuenlabrada firmó 10 puntos y 10 asistencias.

Es casi infalible desde el tiro libre con 21 de 22 lanzados y sólo ha perdido 17 balones en diez partidos. Seguridad y fiabilidad necesarias para encarrilar los triunfos en momentos apretados.

Para mi, debería aprovechar sus 195 centímetros y jugarse alguna bola en el poste bajo, donde superaría por altura a sus pares, y donde podría abrir a los tiradores. Es una faceta que de momento no está explotando en la cancha, pero de seguro que usará ese recurso pronto.

Uno de los símbolos de la cultura griega son sus faros. Más de 1.300 conservan en la actualidad y son un orgullo de construcción helena. Y como buen griego, Zisis es el faro que ilumina y guía el juego del Joventut hacía cotas altas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.