La columna de Albert Molinari: “El mes más decisivo”

CRISTINA RUIZ - JORNADA PREVIA

ALBERT MOLINARI

Entre finales de enero y finales de febrero se juegan buena parte de las expectativas de la temporada.

Se disputarán tres partidos de la Eurocup (que podrían dejar el equipo vivo o fuera) y cuatro de la Liga Endesa, siendo alguno de estos ante rivales directos.

Si el Joventut quiere seguir soñando deben conseguir ganar cuatro de estos siete partidos. No queda otra. El balance en el Olímpic es excelente en Europa (6 de 6) y simplemente correcto en ACB (5 ganados de 9 jugados). Trasladar el buen hacer de Europa a la competición local debe ser la prioridad de Carles Duran.

La llegada de Oliver Stevic se debe empezar a notar. Ya dio buenas sensaciones en Burgos y esperemos que vaya a más partido a partido. No se le pide nada de lo que no haya demostrado en su carrera: regularidad, defensa, rebote, trabajo. Con esto es suficiente en el engranaje del Joventut.

La lesión de Buford puede provocar su salida, y más con la presumible llegada de un base americano que supla la baja de Zisis, que abandonó Badalona para volver a Atenas; dejando dinero en la caja que debe ser usado con criterio -y rapidez- por la directiva verdinegra.

Hay que reajustar roles y asumir quién debe anotar y cuándo. Subir prestaciones a Xabi López-Aróstegui y rebajarlas a Harangody. Dar la batuta a Neno y más minutos a Kanter.

Encontrar el equilibrio anotador (hay varios jugadores capaces de anotar 10 puntos por partido de forma habitual) con las necesidades defensivas, sobretodo en la zona y ante los bases rivales (suelen anotarles muchos puntos a la Penya).

Preocupante el acierto exterior, y más si se abusa de los tiros no estando finos. Entre Ventura y Harangody firman un 3/23 en los últimos cinco partidos. Ante el Burgos, 1 de 10. Inaceptable que sean ellos los que se jueguen 4 tiros abiertos en los últimos 3 minutos de partido … y no anoten. Ellos aportan otras facetas, muy importantes para el bloque, y en eso deben centrarse y potenciarlos. Los tiros a los anotadores, que por eso Duran tiene donde elegir.

Asumir los errores. Coger aire. Centrarse. Confiar en que se puede ganar (no en vano firmaron 8 de 10, con 7 consecutivos no hace tantas semanas). La terapia es clara, y el tiempo a llevarla a cabo, también.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.