La columna de Albert Molinari: “Fijar el objetivo”

CRISTINA RUIZ - JORNADA PREVIA

ALBERT MOLINARI

Tras llegar al fin de la aventura europea, toca sentarse a ver qué queda para jugar. Soy de los que cree que la temporada se debe medir en momentos y ser realistas. Ni tan buenos ni tan malos. Ni tenemos MVP ni sufriremos para estar en ACB.

No estaremos en la Copa, no estaremos en el top-8 de la Eurocup, pero hemos peleado muchos partidos, algunos se han ganado y otros se han perdido. Monedas al aire que no siempre caen de cara, que no siempre reflejan el esfuerzo realizado.

Sumar con partidos ajustados se consigue con carácter, con experiencia, con calidad y con cierta dosis de suerte. Varios de estos puntos no los se han dado esta temporada en el conjunto de Carles Duran.

Quedan 13 finales. Seis de ellos en el Olímpic; seis de ellos contra rivales que están en posiciones inferiores a las del Joventut Badalona. No debería tener problemas para sumar 15 triunfos y quedarse en zona cómoda, zona tranquila y a planear la 2020/21. ¿Podría el Joventut pelear por los playoffs? Sí, puede,  ya que se enfrentarán ante rivales directo. Cosas más complicadas nos ha demostrado Duran que se pueden conseguir.

La llegada de Wroten debería dar alas al equipo. Ha dejado destellos en ataque, y parece que si está bien y el equipo está centrado, salimos ganando con él en cancha. Démosle algún partido más antes de juzgarlo.

Se debe unir a Prepelic, Omic y Harangody para formar el cuarteto de peso en el equipo. Pero hay otro póker en la manga de Carles Duran. Dimitrijevic, que está que se sale. Este año ya lleva 16 partidos de 10 o más puntos (entre ACB y Eurocup). Es el despegue a la titularidad (o sexto hombre).

Kerem Kanter. Ha jugado 9 partidos de más de 15 minutos, rindiendo por encima de lo habitual:  11.5 puntos y 4.5 rebotes con 51% en tiros en ACB y 9.6 puntos y 6 rebotes en Eurocup. Si jugase los 24 minutos de Omic subirían aún más. Está claro que Duran le está dando cancha y el turco responde.

Zagars y Parra. Sin prisa, sin presión van sumando minutos y balones partido a partido. Orgullo de la cantera que merecen una oportunidad. Los veremos en el tramo final y deben dar el plus de orgullo cuando los titulares bajen los brazos.

Ante el Fuenlabrada casi se consigue la remontada con muchos minutos de los 4 anteriormente nombrados. Jóvenes, valientes, aplicados, diferentes. Se debe juntar a los pókers para tener escalera de color.

Se debe fijar un objetivo. Todos a una, sin vacilar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.