La columna de Albert Molinari: ”Sin prisa pero sin pausa”

Jordi Martí, Divina Joventut, Badalona, Liga Endesa, ACB, Penya
FOTO DE ARCHIVO

ALBERT MOLINARI

Terminada ya la temporada, y con el sabor agridulce de la pronta y abultada eliminación de los playoffs, toca pensar en la 2019/20.

Seamos realistas: hace 14 meses la entidad pendía de un hilo para saber de su existencia. Hace un año nos salvábamos de bajar a LEB Oro.

Y ahora venimos de saborear una Copa del Rey en segunda ronda, de estar en playoffs, de tener el MVP de la competición, de tener las cuentas saneadas y de estar en Europa dentro de unos meses. Mejor, imposible.

Jugar en Europa atraerá jugadores pero nos exigirá mucho como club y plantilla. Toca tener calma y proyectar bien la temporada.

La primera muestra de atracción es el fichaje de Alen Omic (2.16, 27 años) que reforzará la pintura, formando una dupla interesante con Birgander (renovado 2 años más). El esloveno tiene experiencia Euroliga y ACB (Unicaja y Gran Canaria) y viene para apuntalar el proyecto europeo del Divina Joventut.

Las bajas de Nico Laprovittola y Marko Todorovic puede entristecernos pero no debe obcecarnos. Sus salarios no eran bajos, por lo que en el presupuesto ya se contemplan refuerzos de cierto nivel para suplirlos.

Además, el 66% de la plantilla está configurada ya y eso es un descanso. Se está tanteando el mercado y empiezan a sonar nombres y posiciones a cubrir.

 

La directiva está trabajando para cerrarla antes de agosto, por lo que pueda pescar en las próximas semanas será un gran paso. Quedan dos posiciones claras a cubrir, con las pretensiones económicas posibles -nada descabellado ni inasumible- y el gancho de la ciudad en 100% baloncesto, que el clima es ideal, que la Liga Endesa es potente y que hay opción de ir pasando rondas en Eurocup.

Con estos pretextos Jordi Martí, Carles Duran y Juanan Morales están trabajando para confeccionar una plantilla acorde con lo que se pretende dar al público: espectáculo, cantera e ilusiones para competir en todas las canchas durante nueve meses.

 Sin prisa – elegir bien, aprendiendo del pasado reciente- pero sin pausa -no dejar escapar oportunidades ni demorar la confección-. Nos vemos en septiembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.