La columna de Albert Molinari: “Sólida realidad”

CRISTINA RUIZ - JORNADA PREVIA

ALBERT MOLINARI

Tras haberse disputado 23 partidos oficiales esta temporada se puede empezar a tener una idea clara de por dónde va el equipo.

Sobre todo teniendo en cuenta de que casi ningún partido se ha contado con el 100% de plantilla. Entre lesiones y restricciones de la pandemia, Carles Duran se las ha tenido que ingeniar para sacar adelante el equipo y tenerlo mentalizado y en forma para afrontar las competiciones.

Nombres como Shawn Dawson o Arturs Zagars casi no se han pronunciado esta temporada. Dos piezas importantes en la rotación del equipo, quizás más de lo que pueden parecer. El israelí ha tenido molestias físicas, acompañadas al minutaje selectivo para su recuperación (no quieren arriesgar nada) y un viaje a su país para resolver temas de pasaporte -con a posterior cuarentena de 14 días…-. Le hemos podido ver al 75% en tres-cuatro partidos esta temporada, y esto representa un déficit en la posición de alero que solamente está bien cubierta por López-Arostegui (gran temporada la suya) y puntualmente por Ventura.

Con dos competiciones tan exigentes se debería poder desdoblar los minutos (20 minutos por partido) casi de forma generalizada y asegurada. Y aún ha tenido ‘suerte’ el Joventut que cuando tenía cinco lesionados tuvieron que descansar casi 20 días por COVID; recuperando varios de ellos en la reanudación de los compromisos.

En el caso de Zagars se pudo apreciar en el partido ante el FC Barcelona su importancia en la rotación. Más alto y más rápido que Bassas, es capaz de romper las defensas con penetraciones y sabe leer los ataques para encontrar los hombres altos mejor colocados. Está teniendo 5 minutos de media, cuando lo ideal (e imagino que Duran así lo querría) sería que tuviese el doble.

Cierto es que la posición la cubre Neno, pero el macedonio es capaz de lo mejor y lo peor (se ha comprobado en una semana su ‘bipolaridad’ en la cancha). Es más un ‘2’, un sustituto ofensivo de Ribas -en la parcela defensiva está Ventura, que alterna como escolta y alero- capaz de anotar 10 puntos sin problemas. Cuando a Dimitrijevic le toca dirigir y delante tiene un base experimentado y ‘pillo’ defensivamente, sufre lo indecible. Para muestras ver como Pozas y Hanga le comieron la tostada.

Pero lo mejor es que aún teniendo que hacer frente a dos competiciones, aún teniendo cada semana uno o varios jugadores tocados o en fase de recuperación, se han ganado 16 de los 23 partidos jugados (casi 70%). Solo con un bloque sólido y engrasado se consigue tener un promedio así de favorable.

Y es que solo se puede mejorar y crecer. Se puede pensar que las derrotas claras ante el Real Madrid y Barça son la dura realidad. Es posible. Pero el Joventut está el top-16 (muy probablemente como 1ero de grupo) y en posiciones de Copa del Rey. No es dura, sino sólida la realidad verdinegra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.