La columna de Albert Molinari: “Un reto con nostalgia”

Albert Molinari

Tras ganar 5 de los 6 últimos partidos y cuatro de ellos de forma consecutiva, el conjunto verdinegro encara uno de los mayores retos de las últimas temporadas.

Es un reto con nostalgia. Uno de esos “que crean afición”.  Desde 2008 el Joventut no accedía a los cuartos de final de una competición europea. Y eso es reseñable y debe darnos una idea de la magnitud de la oportunidad que se les presenta en pocos días.

Lo complicado es que en frente estará la Virtus de Bologna. Un conjunto imparable (16-0) que tiene muchos kilates en la cancha … y en el banquillo. Este curso están teniendo el segundo mejor PIR de la historia de la Eurocup (107.1)… justo por detrás del que firmó la Penya en 2008 (108.1). Ese año, liderados por Rudy, Mallet y Barton, con Ribas y Ricky en el equipo, salieron campeones. Un equipo sólido que jugaba a un nivel notable siempre y que de la mano de Aíto García Reneses firmó un doblete (también ganaron la Copa del Rey).

Este año el Joventut se ha mostrado muy estable en Europa, logrando un balance de 12-4. En dos ocasiones ha encadenado una racha de 5 triunfos consecutivos. Otra muestra de su potencial y capacidad de sacar adelante los partidos.

Esta temporada destacan en:

  • 2º mejor rating (100.8)
  • 3º mejor ataque (86.44 ppp)
  • 2º en asistencias (20.13)
  • 3º en % tiros de 2 puntos (58%)
  • 2º en ratio asistencias/pérdidas

Los italianos tienen una plantilla de nivel Euroliga, y eso es una ventaja muy clara ante el resto. Pero eso debe ser un reto y no un  temor. Jugadores como Ante Tomic y Pau Ribas se han enfrentado decenas de veces a conjuntos de este calibre, por lo que deben influir positivamente en el resto de jugadores para que cojan confianza. Hay mucho a ganar y ese incentivo debería dar alas. Además, si no se tuerce al final, el Olímpic podrá tener espectadores para dar impulso a los de Carles Duran.

Con Djordjevic en el banquillo, el conjunto transalpino carece de interiores dominantes y altos pero va sobrado de exteriores con excelentes porcentajes desde el triple. Con Belinelli como punta de lanza (15.3 puntos, 50% triples) y Teodosic como brújula (14 puntos y 7.2 asistencias), su potencial ofensivo es tremendo (94 puntos anotados). Se apoyan en Hunter (13 ptos, 7.2 rebotes) y Weems (13 puntos, 1.3 robos) para completar un roster que juega rápido y fuerte.

Eso provoca que pierdan casi 16 balones por encuentro (líderes negativos este curso), siendo su lunar juntamente con los rebotes capturados. Ahí es donde deben hincar los dientes los verdinegros para sacar ventajas y llevarse los partidos a su terreno.

El descanso de este fin de semana será bienvenido. Esperemos que la próxima columna sea para celebrar el pase a semifinales.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.