Condenadas en la prórroga (59-53)

SERGIO OROZCO  location-158934_640 MADRID

Existen momentos en la temporada donde sale un gran partido, como el sucedido la semana pasada en Alcobendas, y otros donde ni haciéndolo ex proceso sale peor, como fue el vivido en Rivas que, pese al mal partido de las de Jordi Vizcaíno, Rivas Promete ganó con mucho sufrimiento, tras una prorroga y en medio de un gran ambiente, que recordaba a los vividos cuando jugaban en LF como Ecopolis. Rivas Promete se hizo así con la segunda plaza, relegando a las de Sant Adrià a la cuarta plaza siendo superadas, gracias al basket average por Movistar Estudiantes.

En el primer cuarto las de Lucas Fernández salieron como terminaron el partido ante Syngenta, on fire, y abrieron una brecha de 8-0, que fue respondido por las visitantes, haciendo que este partido pareciera lo que todo el mundo deseaba un gran partido lleno de calidad y buen baloncesto, para dejar las cosas en casi tablas 19-18.

En el segundo cuarto, comenzaban a atisbarse lo que nadie esperaba, errores que se cometían bajo canasta, balones perdeos por malos pases, pero que desde unas buenas defensas el equipo del Besos, y después de dos triples, se ponían gracias a Xisca Vachiano por delante en el marcador (32-33), pero un tiro libre de las locales dejaba las tablas instantes antes de ir a vestuarios 33-33.

En la segunda mitad, parecía que ninguno de los equipos quería la victoria, comenzaban los despropósitos por ambos lados, y cada canasta era como si hubiera tocado “la Loto”. Y como se suele decir “a río revuelto…”, las madrileñas parecían “pescadoras”, ya que abrieron otra pequeña brecha al término del tercer cuarto 46-41, pese a la labor de contención y mantenimiento en el partido que estaba realizando Olga Ruano bajo los aros.

En el último cuarto, fue el de la reacción de las catalanas, que por coraje no se las puede reprochar nada, respondían con un 0-7 de la mano de Ainhoa López volviendo a poner las tablas en el electrónico (50-50), quedando cinco minutos en los que el marcador apenas se movió, gracias la labor luchadora de Cristina Hurtado, que le tocó lidiar con jugadoras como Verónica Matoso o Claudia Calvelo, la única que en esos momentos consiguió ver aro y poner dos arriba a las anfitrionas.

Esa canasta parecía que iba a ser suficiente para que la victoria cayera en manos de “las chicas de rojo”, ya que entre tanta maraña de perdidas de balón, faltas pitadas y no pitadas, posesiones agotadas, en fin, una locura de partido, no parecía que ni Snatt´s ni Promete hicieran más, pero surgió una, hasta ese momento inédita, Marta Claret para forzaba el tiempo extra a treinta segundos para terminar el tiempo reglamentario, y en los que ninguno de los dos equipos logró anotar, llevando el partido a la prórroga 52-52.

En el tiempo suplementario, un 6-0 de salida para las locales, con una inspirada Gema García dio la victoria al las ripenses 59-53.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.