Snatt’s y Ruano ponen la liga al rojo vivo (54-65)

Sergio Orozco         location-158934_640 ALCOBENDAS

Se suele decir que la misión de los entrenadores es poner a las buenas jugadoras y motivar al equipo, pero eso es quedarse en el tópico ya que los entrenadores también están para plantear estrategias, y hacer que si tu equipo no consigue despegarse en el marcador, que tu rival no lo pueda conseguir, y este es el secreto que explotó a la perfección Jordi Vizcaíno en el tercer cuarto, para que el Snatt´s Femenì Sant Adrià consiguiera una importante victoria de su visita a un feudo tan difícil como el Antela Parada del Fundal Alcobendas por 54 a 64.

En los dos primeros cuartos la igualdad fue máxima, realizando un baloncesto de auténticos quilates por ambos equipos, sobre todo por sus jugadoras interiores, que a la postre acabarían siendo las mejores del partido, por el bando madrileño, Aitana Cuevas 23 puntos 16 rebotes, y por el catalán, Olga Ruano con 23 puntos 5 rebotes.

La reacción lila llegó tras el descanso, y sobre todo, al poder parar Aitana Cuevas, hasta aquel entonces el bastión ofensivo de las locales. Vizcaíno forzó un tiempo muerto, tras una jugada de 2+1, para poner remedio y solucionar un ajuste defensivo que fue determinante en el partido. De esta manera, la pívot madrileña se vio defendida por dos jugadoras, el llamado 2 contra1, con dos condiciones. Primero no importaba quién fuese la que tenía que hacer la ayuda a Olga o a Cristina, y segundo que el pase que tenía que hacer Aitana, en caso de no poder ir a canasta, impedir que fuese hacia Alison Feaster.

Dicho y hecho. Con el resultado de que las jugadoras de Txema Cerrato perdieran a su referente ofensivo, y el juego comenzó a ser deslavazado, errático e impreciso, llegaron a perder hasta 10 balones de las 20 que finalmente perdieron en ese cuarto, mientras que en el bando visitante, las de Vizcaíno se iban en el marcador gracia a un parcial de 0-7 de la mano de Itziar Llobet.

Finalmente, el último cuarto fue mero trámite para las catalanas, que mantuvieron el partido en un intercambio de canastas con las madrileñas, para acabar venciendo, y colocándose a tan solo una victoria del liderato del grupo B, que aún conserva Fundal Alcobendas pese a la derrota.

Como posible momento que pudo afear la contienda, fue que en el segundo cuarto, Sheila Mangada, tuvo que retirarse y se perdió gran parte del choque, ya que tuvieron que ponerle un vendaje en su rodilla izquierda. No obstante, pudo regresar al partido, pero no parecía estar al 100%, esperemos que a la de Móstoles no le suceda nada grave y todo haya sido un susto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.