Un mandarinazo de Prepelic desde su propia pista da la victoria a la Penya (85-82)

CRISTINA RUIZ - JORNADA PREVIA

El Club Joventut Badalona se colocó líder de su grupo de la 7Days EuroCup tras derrotar al Darussafaka por 85-82 tras un impresionante triple sobre la bocina de Klemen Prepelic… ¡desde su propia pista! El choque estuvo muy igualado durante los 40 minutos de partido y tan sólo una barbaridad del escolta esloveno hizo decantarlo de un lado, concretamente del verdinegro.

Los pupilos dirigidos por Carles Duran arrancaron el partido con buen pie gracias al buen hacer de Alen Omic, que a partir de la segunda parte desaparecería por completo. Sin embargo, un parcial de 0-9 para los turcos hizo que se pusieran hasta seis puntos arriba, que al final del cuarto acabarían siendo tres de desventaja para los locales gracias a un triple de Neno Dimitrijevic (19-22).

El segundo cuarto fue prácticamente calcado al primero, el Joventut empezó muy bien con un inspirado Xabi López-Arostegui desde la larga distancia (30-26) pero un nuevo parcial para el Darussafaka dejó a los turcos por delante en el luminoso al tiempo de descanso (36-38).

En la reanudación, el Darussafaka Tekfen puso la sexta marcha en el acelerador y en un abrir y cerrar de ojos se llegaron a poner hasta nueve puntos arriba (39-47). Por suerte para los locales, hubo reacción gracias precisamente al jugador turco de la Penya, Kerem Kanter, con varias acciones de mucho mérito para volver a igualar la contienda (47-49). Fue entonces cuando llegó un auténtico festival de triples por parte de ambos equipos que dejaba todo por decidir antes de arrancar el último cuarto (60-61).

Los últimos diez minutos de choque arrancaron con un Joventut dispuesto a llevarse la victoria y rápidamente puso una pequeña brecha en el marcador (65-61). La cosa no iba a ser tan fácil, pues los turcos lograron ponerse por delante a dos minutos del final, pero aún faltaba por aparecer el gran héroe del partido, y no por lo que había hecho antes precisamente.

Con 79-82 en el luminoso y a falta de un minuto para el final, Klemen Prepelic se jugó un tiro dificilísimo desde la línea de tres que acabó en falta del defensor turco y supuso tres tiros libres para el esloveno. Anotó los tres y empató el partido. Tras dos fallos consecutivos de ambos equipos, Darussafaka tuvo bola para ganar (o como mínimo asegurarse la prórroga), pero Lamb tiró de tres con más de cuatro segundos por disputar, falló, cogió el rebote Luke Harangody y este se la pasó a Prepelic. Fue entonces cuando el esloveno tiró desde la estratosfera (concretamente desde su propia pista) para meter una de las canastas del año. Victoria sufrida por parte del Joventut ante uno de los equipos más fuertes de la competición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.