Turrón del duro (3-1)

CF Badalona /CRÓNICA. El Badalona cierra el año 2015 con una nueva derrota fuera de casa, la séptima en la liga. Como en el desplazamiento a Palma de hace quince días, una segunda parte para olvidar acaba condenando a los escapulados, después de unos primeros 45 minutos con buenas sensaciones ante un Huracán supeior en todas las facetas del juego y, reaccionando por la puerta grande, ha remontado el tanto inicial de Toni Lao para sentenciar el partido en la reanudación. La diana final de Carroza sólo pudo maquillar el resultado.

El de esta tarde era un compromiso bastante complicado para el Badalona. Lastrado con numerosas bajas importantes y la mayoría de hombres cargados de minutos después del partido de Copa RFEF del miércoles, que se estiró hasta la prórroga, el escenario de San Gregorio tampoco era muy favorable si tenemos en cuenta que es uno de los campos más complicados de la categoría. También es cierto, sin embargo, e independientemente de la situación extradeportiva del Huracán, que los locales hacía cinco jornadas que no conseguían la victoria. Nada de esto parecía presagiar, sin embargo, un buen arranque de partido del Badalona, ​​que a los pocos segundos ya había buscado la portería contraria con un disparo escorado de Rubén Canelada. Una firme declaración de intenciones que confirmaba el 0-1, en el minuto 15: Toni Lao volvía a ejercer de killer para aprovechar el rechace del portero Paco a un buen disparo de Juan Grasa con la izquierda, tras una buena jugada de transición. Los escapulados adelantaban en el marcador y seis minutos más tarde podrían haber sentenciado si Pablo Morgado, rematando un centro de Ibón Gutiérrez, hubiera ajustado el esférico unos centímetros … Los valencianos parecían completamente aturdidos, pero poco a poco volvieron a tomar las riendas del encuentro y encontraron el premio con una internada de Álvaro García que rompía la defensa escapulada por medio y superaba la salida de Morales (42 ‘). Un error grave detrás tiraba por tierra el buen trabajo realizado durante todo el primer tiempo y enviaba a los de Manolo González a  vestuarios con todo abierto.

La segunda mitad, sin embargo, sólo ha tenido un color. O dos, vamos: el blanco y el rojo de los locales. El Badalona todavía parecía aturdido por la igualada en el tramo final de la primera parte y ha encajado el 1-2 nada más comenzar la segunda. Cubillas remataba a gol, el segundo palo, una falta lateral picada desde la derecha del ataque huracanista (46 ‘). A partir de aquí se vivieron los peores momentos, superados del todo por un conjunto valenciano que apretaba el acelerador sin miramientos. Al 65 ‘le era anulado un gol a Jandro por fuera de juego y, sólo un minuto después, Jorge Julián enviaba el balón al palo izquierdo de Morales, que ya estaba vencido. El Badalona tan solo pudo contar a puerta un remate desviado de Manu Balda a centro de Canelada. Sin embargo, y cuando las aguas bajaban un poco más tranquilas, Cubillas rubricaba su actuación con el 3-1, aprovechando un buen pase al espacio de Jandro (76 ‘). Esta tercera diana mataba el encuentro y convertía el cuarto de hora restante en un auténtico suplicio para los escapulados, que sólo podían acortar distancias con un gol cosmético en la última acción de partido, ya en tiempo añadido: un córner rematado por Carroza inapelablemente al fondo de las mallas.

Por fin las vacaciones. El parón invernal llega con una plantilla al límite y una mala dinámica de resultados. Estas fiestas tienen que servir para hacer los primeros análisis, recuperar efectivos, confirmar posibles bajas y acabar de perfilar alguna nueva incorporación, con las necesidades deportivas que ya ha apuntado el cuerpo técnico en más de una ocasión. Domingo 3 de enero se cierra la primera vuelta en Montigalà frente al Eldense, y una semana más tarde arranca la segunda en el mismo escenario, recibiendo el Olímpic de Xàtiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.