El Adrianenc suma su primer punto en Plata (29-29)

Alberto Estébanez

Miki Torres se cuelga la capa de héroe en el debut del Sant Martí – Adrianenc en la Verneda ante Viverol Herol Balonmano Nava (Segovia), conjunto que la temporada pasada se quedó a las puertas de subir a liga Asobal (29-29).

El conjunto de Lorenzo Rueda planteó una defensa muy contundente, que ocasionó serios problemas al Nava para poder golear la portería lila y con la que consiguieron robar balones y salir rápidamente al contraataque. Por desgracia de los locales, se encontraron con una portería muy bien protegida por el portero segoviano, que consiguió parar lanzamientos de jugadores de alto porcentaje de efectividad cara a portería como son Àlex Guerrero y Víctor Torres, impidiendo que los locales pudieran poner distancias en el marcador.

Pasados los primeros minutos de nervios, el conjunto lila se mostró más efectivo de cara a portería y, manteniendo la buena defensa de los primeros instantes del partido, pudieron abrir una brecha en el marcador que llegó a ser de hasta 5 goles en el minuto 25 de la primera parte (14-9).

En los últimos minutos de juego, antes de llegar al descanso, los de Castilla y León tiraron de orgullo y anotaron un parcial de 1-3 en 4 minutos que les permitía recortar distancias en el resultado y llegar al descanso solo 3 goles por debajo (15-12).

En la segunda parte fue el conjunto local el que siguió llevando la iniciativa en el marcador y aumentar la distancia a 4 goles (18-14). Cuando el marcador reflejaba el resultado de 18-16, el conjunto arbitral excluyó 2 minutos a Àlex Llorens. A pesar de esta desventaja numérica en pista, el conjunto local consiguió anotar un parcial de 2-0, volviendo a colocarse 4 goles por encima. Pasado un minuto y medio desde la exclusión de Llorens, los árbitros volvieron a sancionar los locales con otra exclusión de un jugador suyo, esta vez del pivote Pol Camats, dejando al conjunto del Besós con tan solo 5 jugadores de pista durante 30 segundos. Este hecho lo aprovechó el equipo visitante para marcar un parcial de 0-3 y colocarse solo 1 gol por debajo. En el minuto 13.52 se llegaba al empate a 21 goles.

A partir de este instante, la igualdad fue la protagonista del encuentro. A falta de 4 minutos para la conclusión del partido, el Adrianenc se encontraba un gol por encima en el marcador y tuvo la posesión del balón para conseguir irse 2 goles por encima. Alejandro Rodríguez realizó un lanzamiento desde 9 metros que fue desviado por la defensa rival, los árbitros se equivocaron y dieron saque de portería en vez de córner, propiciando un contraataque de los segovianos que Bruno Virseda se encargó de anotar, colocando de nuevo el empate en el marcador.

Último minuto de infarto en la Verneda. Tras un tiempo muerto solicitado por el entrenador visitante a falta de 40s para la finalización del partido, su equipo consiguió poner el resultado en 29-28. Faltaban 20s para la conclusión del encuentro y esta vez fue el entrenador local Lorenzo Rueda el que pidió el tiempo muerto. Tras este tiempo muerto, el equipo del Sant Martí Adrianenc colocó 7 jugadores de pista, sacrificando la figura del portero, para poder atacar estos último 20s de juego en superioridad numérica. Tras una jugada ensayada, fue el capitán lila Miki Torres el que consiguió batir al portero rival y colocar el empate a 29. Ya no quedaba tiempo para nada más y los árbitros señalizaban el final del partido.

Con este empate, que fue celebrado por el conjunto lila como una auténtica victoria, el Sant Martí Adrianenc consigue su primer punto en la recién estrenada categoría y se sitúa en la decimocuarta posición de la clasificación.

Los máximos goleadores del Sant Marrtí Adrianenc fueron Franscesc Laliga y Ferran Cisneros con 4 goles respectivamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.