La ‘Llefi’ apaga a tiempo su propio incendio (2-1)

Unificació Llefià

La ‘Llefi’ jugó con fuego y no se quemó. Es más, la propia Unificació Llefià acabó siendo el incendio en sí. Asustaron y arrasaron a un Molletense que también pudo calcinar el partido en el tramo final del primer tiempo. La diana de Samu al filo del descanso no afectó moralmente al conjunto de Jordi Souto, que reaccionó y se apoderó por completo del partido.

Carlos Naya, Alejandro Pérez y Álex García poblaron de juventud el centro del campo rojiblanco durante el primer acto. Medular por donde transitó el juego durante los compases iniciales del choque. El guión de los últimos partidos volvió a repetirse, aunque sin tanta llegada y ocasiones. Tan solo un cabezazo de Isra rozando el poste supuso la única aproximación de una ‘Llefi’ que jugó con fuego en defensa y arriesgó en exceso en la creación desde atrás.

Los balones al espacio y el juego directo sorprendía a los locales en cada aproximación de los de Mollet. Monty, Isra y Guti se pusieron el mono de trabajo en defensa para frenar la velocidad de Samu en cada ocasión que se merodeaba en las proximidades de la portería de Iván, que en más de una maniobra alteró el ritmo cardíaco en el banquillo. Al filo del descanso llegó el jarro de agua fría cuando el ‘9’ del Molletense cazó un balón muerto en el área chica. Jugadores a vestuarios y el enigma de cómo reaccionaría la ‘Llefi’ en el segundo acto en el ambiente.

Y despertó. La entrada de Gaby y Benítez al verde activó el juego de la Unificación Llefià. Nada que ver el ritmo en la reanudación, con una ‘Llefi’ con una actitud mucho más ofensiva y con las tres maderas entre ceja y ceja. Parra abrió el catálogo de ocasiones con un centro envenenado que escupió la cruceta y que Jimmy no pudo definir en el rechace. A la segunda, el ariete adrianense no perdonó y se sacó de la manga un latigazo desde la frontal que igualaba el partido con media hora de partido aún por delante.

Roldán pudo completar la remontada en otro disparo desde la frontal pero no fue hasta el 83 cuando Guti hundió al fondo de la red un saque de esquina de Gaby. Saumell pudo cerrar el partido en el añadido pero le faltó mayor definición en el mano a mano.

Victoria trabajada de una Unificación Llefià con dos caras completamente opuestas y recambios revulsivos que levantaron al equipo. Con este triunfo, los de Jordi Souto encadenan tres triunfos seguidos y se mantienen en la zona noble de la tabla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.