Se cierra el círculo, se reanuda la marcha

Espanyol, Espanyol Juvenil, RCDE, fútbol, División Honor
Javier Ruiz

Que en la factoría de la Ciutat Esportiva Dani Jarque se moldeen auténticas obras de arte aptas para la élite – ya sea para exprimirlas en el propio club o lejos del RCDE Stadium – no es ningún hallazgo que le vayamos a descubrir a nadie. Pero sí existe un factor crucial por parte de la intervención de Sant Adrià que hará de la campaña 2019 – 2020 blanquiazul aún más especial.

El titular y la imagen que ilustran estas líneas son una pista evidente para descubrir a qué nos referimos. Y es que con el ascenso de David Gallego al primer equipo se está produciendo un ‘flashback’ en toda regla que nos rememora a las campañas 2015 – 2016 y 2016 – 2017 de la División de Honor Juvenil. Porque los dos últimos títulos del Juvenil A perico se lograron con el técnico de Suria en el banquillo y “la mejor generación española del 97′ sobre el césped”, según la calificó Jordi Lardin.

Por aquel entonces, la camada que formaba la última etapa formativa antes de dar el salto al Espanyol B enamoró a amigos conocidos y por conocer. Estamos hablando de tres generaciones que nada más pronunciar los años de nacimiento, el aficionado perico ya empieza a vislumbrar jugadores con nombre y apellido.

Empezando por los de mayor edad, los jugadores de 1996, Gallego se reencontrará en el primer equipo con uno de sus jugadores franquicia: Marc Roca. De aquella generación de campeones tan solo es el único que continua en el Espanyol, ya que parte de culpa la tiene la pandilla que le prosigue. Que Roca sea el único superviviente de su generación se debe a sus compañeros de abordo Óscar Melendo, Álex López, Lluís López y Aarón Martín (ahora en el Mainz 05 alemán). Todos ellos titularísimos en los esquemas de Gallego en la campaña 2015 – 2016. Además de Víctor Campuzano, Carles Soria o Iago Indias, en el filial.

La cosecha del 98′ fue la última generación de la que disfrutó el nuevo entrenador blanquiazul antes de dar el salto al filial, y que ya se ha dejado ver en el RCDE Stadium, como es el caso de Adrià Pedrosa, el gran descubrimiento perico en Primera División. Pedrosa liderará una lista de hasta tres jugadores: el propio lateral izquierdo, Javi Puado y Gonzalo Ávila ‘Pipa’. Además de Pol Lozano, que a pesar de ser un año menor, también debutó en División de Honor Juvenil con Gallego en el banquillo.

Un total de hasta 8 jugadores de la factoría de Sant Adrià – 9 si Campuzano convence al míster en pretemporada – que han pasado por las manos del técnico de Suria y que hará de la temporada que se aproxima aún más especial y más canterana que los últimos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.