Al Madrid le basta un buen tercer cuarto para llevarse la victoria del Olímpic (69-88)

CRISTINA RUIZ - JORNADA PREVIA

El Club Joventut Badalona sumó la primera derrota oficial de la temporada tras caer ante el Real Madrid por 69-88 en un choque que se rompió en el tercer cuarto, periodo en el que los pupilos dirigidos por Pablo Laso dejaron sin oxígeno a los verdinegros en ataque. Antes de arrancar el encuentro, Nico Laprovittola se llevó la ovación de todo el pabellón con gritos  unánimes de ‘MVP‘.

Los mejores jugadores del partido fueron, por parte verdinegra, Klemen Prepelic (19 puntos y 5 asistencias) y Luke Harangody (11 puntos y 8 rebotes). Por parte blanca, los mejores fueron Jayce Carroll (17 puntos y 5/8 en triples) y Gabriel Deck (10 puntos en 13 minutos de juego).

El partido arrancó con un nivel de anotación muy alto por parte de ambos equipos. Tras los triples iniciales de Carroll, Luke Harangody anotó cinco puntos consecutivos para poner a los suyos por delante en el luminoso del Olímpic (11-9). Poco después, Klemen Prepelic sacó el cañón a pasear ante sus ex para poner la máxima verdinegra (18-15), pero de nuevo los múltiples triples visitantes dejaron al Real Madrid un punto por delante a la finalización del primer cuarto (22-23).

La igualdad siguió en un segundo periodo que tuvo como protagonista a Simon Birgander, que volvía a jugar en partido oficial después de mucho tiempo. Cuatro puntos consecutivos del sueco nada más salir a pista volvieron a darle ventaja a los de Badalona (26-23). Sin embargo, el Madrid hizo un acelerón en el último minuto que les puso hasta siete puntos arriba con un auténtico mandarinazo a canasta de Llull (32-39). El Joventut pudo recortar distancias en el marcador tras uno de los canastones de la jornada, protagonizado por Arturs Zagars, al más puro estilo Rondo en la NBA. Hasta el propio Llull se fue hacia el letón para felicitarle (36-41).

En la reanudación, el Real Madrid puso la directa y sentenció el partido más rápido que canta un gallo. De nuevo los triples de Carroll y Deck, que se sumó a la fiesta, dejaron al Joventut al borde del abismo (45-57). A los locales se les salieron todos los tiros, incluidos los más sencillos, y el Madrid no desaprovechó la oportunidad para dejar el choque visto para sentencia (49-65).

El último cuarto fue un absoluto trámite sin historia. El Madrid se llegó a poner hasta 23 puntos arriba (65-88) y un buen minuto final hizo que la Penya rebajara los 20 de desventaja para acabar el partido con el resultado de 69-88.

Sin tiempo que perder, los pupilos dirigidos por Carles Duran ya se dirigen a Sevilla para disputar la segunda jornada de la Liga Endesa ante el Coosur Real Betis (domingo, 17:00h, Pabellón San Pablo).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.