La Penya manda en el Príncipe Felipe (90-92)

ACB PHOTO

El Club Joventut Badalona alargó su gran momento de forma tras derrotar a domicilio al Casademont Zaragoza por 90-92 en un gran partido de baloncesto que no se decidió hasta el último segundo. Los verdinegros fueron por delante -sin tener grandes ventajas- en gran parte del choque, pero los aragoneses pusieron la directa en el último cuarto y a punto estuvieron de materializar la remontada.

Los pupilos dirigidos por Carles Duran no arrancaron entonados y Zaragoza lo aprovechó para poner el 8-2 en el luminoso con un acertado Seeley, que fue todo un quebradero de cabezas para la defensa catalana. Sin embargo, la Penya despertó y lo hizo a lo grande: parcial de 11-22 para finalizar el primer periodo cinco puntos arriba (19-24).

El segundo cuarto fue toda una montaña rusa. Los verdinegros siguieron agrandando el parcial gracias a un mate de Alen Omic y una gran canasta de Neno Dimitrijevic (21-28), pero de nuevo los maños reaccionaron para volver a ponerse por delante. Fue entonces cuando apareció el francotirador Klemen Prepelic para desesperar a todo el Pabellón Príncipe Felipe con dos triples muy difíciles con poco tiempo en el reloj de posesión. Arturs Zagars culminó un gran segundo cuarto verdinegro con un triple prácticamente sobre la bocina (40-47).

En la reanudación, el Casademont Zaragoza mostró la cara que ya se le vio en duelos anteriores y rápidamente volvieron a dominar en el luminoso (58-54), pero un parcial de 0-9 y luego el acierto exterior de Conor Morgan hicieron que los de Badalona volvieran a tener una buena ventaja de cara a los últimos diez minutos de partido (61-69).

Cuando todo pareció estar sentenciado por parte de la Penya cuando se puso nueve puntos arriba, Zaragoza respondió con un parcial de 11-0 que hizo presagiar lo peor a los aficionados verdinegros. Lejos de vivir el pánico escénico que se vivió durante las primeras jornadas ligueras, acto seguido el Joventut volvió a ponerse por delante gracias a un 2+1 de Nikos Zisis y un triple de Xabi López-Arostegui (80-84).

Se estaba viviendo todo un partidazo en Zaragoza y el destino quiso que ambos equipos llegaran empatados a menos de 30 segundos para el final (90-90) tras una buena penetración de Prepelic. Los locales fallaron su tiro y Arostegui se fue directo a canasta rival sacando la falta (dos tiros pues había bonus). El vasco anotó los dos y Casademont Zaragoza tenía balón para empatar o ganar a cuatro segundos del final. Seeley fue capaz de forzar la falta personal en una penetración, falló el primero fruto de los nervios y tiró a fallar el segundo. Los verdinegros no cogieron el rebote y precisamente Conor Morgan hizo falta sobre Radovic al luchar por el mismo. Tal y como pasara anteriormente, falló el primero y tuvo que tirar a fallar el segundo. Esta vez el rebote sí fue visitante y finalizó el partido con victoria verdinegra en Zaragoza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.